Foto: Especial/Síntesis

Cañeros de Los Mochis venció anoche por 6-5 a Águilas de Mexicali, después de 11 largas entradas y más de cuatro horas y media de juego, para ponerse 2-1 arriba en la Serie Final por el título 2016-17 de la LMP

Ante más de 17 mil aficionados que llenaron el Estadio B-Air de esta frontera, Cañeros y Águilas brindaron un emocionante, largo y reñido tercer partido en busca de ganar la corona del circuito invernal de pelota y de paso llevarse el boleto a la Serie del Caribe 2017.

Luego de diez largas entradas empatados en 4-4, llegó el inning 11, en el que el toletero mexicano Saúl Soto, con un sencillo productor, fabricó un racimo de dos carreras para darle la ventaja, que sería al final la definitiva, al cuadro visitante por 6-4.

En la parte baja de ese rollo 11, el cañonero estadounidense C.J. Retherford casi logra el milagro de darle un nuevo empate a las Águilas, sin embargo, su sencillo sólo alcanzó para producir una rayita y así dejar la victoria en manos de Cañeros por 6-5.

De forma previa, Mexicali se había puesto adelante 1-0 desde el primer inning, sin embargo, Cañeros le dio la vuelta al marcador a 4-1 en el séptimo tramo, con un potente racimo de cuatro anotaciones.

El conjunto “emplumado” regresó al partido en el octavo episodio, luego de armar un racimo de tres rayitas para empatar el cotejo en 4-4 y mandarlo a los extra innings, en los que Cañeros resultó el más afortunado.

Luego de 4:30 horas de juego y un largo retraso de más de 15 minutos, Santiago Gutiérrez (2-0) se llevó la importante victoria para el club sinaloense, con apoyo en el rescate del ligamayorista mexicano Sergio Romo (7). Perdió Edgar Osuna (1-1).

Este miércoles se realizará el cuarto juego de esta Serie Final de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), que es a ganar cuatro de siete encuentros, en este mismo parque del B-Air de esta ciudad de Mexicali, donde los “emplumados” saldrán en busca del empate.

Sin importar el resultado de este miércoles, el próximo jueves se llevará a cabo el quinto encuentro en este mismo escenario fronterizo, “nido” de las Águilas, que pierden 2-1 esta final por el gallardete del circuito invernal de pelota.