Foto: Víctor Hugo Rojas/Síntesis

Un incremento del cinco al siete por ciento se prevé aplicar tanto al pan de dulce como de sal, reveló Eligio Gutiérrez Romero,representante de la industria panificadora deTehuacán.

El empresario precisó que el ajuste todavía está en análisis, pero se podría hacer efectivo en febrero próximo, como consecuencia de la difícil situación económica que atraviesa el sector tahonero.
La medida, dijo, es para compensar los altos costos de producción, mismos que se han acentuado por el alza registrada en los precios del gas, de la gasolina y de las materias primas utilizadas para la elaboración del producto de la canasta básica.
 
Consideró que si bien a nadie le agradan los aumentos, éste es necesario, no obstante, se está buscando la manera de que la cotización siga siendo accesible para el público consumidor y que este tipo de decisiones no repercutan en las ventas de las panaderías.
Actualmente, mencionó que la pieza de dulce está entre 2.50 y 3 pesos; la de repostería en 4 o 5 pesos y la de sal en 1.50 pesos; de esta última, mencionó que es probable que suba 50 centavos para ofertarse en 2 pesos.
Asimismo, precisó que la utilidad que cada pieza de ese producto de la canasta básica reporta es variable, en razón de su clase, tamaño y calidad, pero en general el porcentaje se ha visto mermado, ya que al restar lo correspondiente a la materia prima, a la mano de obra y a otros gastos de operación, sólo quedan 10 o 15 centavos de ganancia, esto en el mejor de los casos.
COMPARTIR