Foto: Vía Twitter: @miseleccionmx

México dará prioridad a la Copa Confederaciones este año en Rusia y enviará un cuadro alterno con un entrenador aún por designar para disputar la Copa de Oro que se realizará inmediatamente después en Estados Unidos, confirmó el técnico del “Tri”, Juan Carlos Osorio.

La Confederaciones se realizará del 17 de junio al 2 de julio, mientras que el torneo de la CONCACAF, que se disputa en diversas sedes de Estados Unidos, arranca el 7 de julio.

“Por reglamento nos es imposible llevar el mismo equipo a las dos competiciones”, dijo Osorio en rueda de prensa. “A mí no me disgusta la idea. Para poder progresar en lo futbolístico, los jugadores no consolidados tienen que ir a torneos internacionales con esa obligación (de ganar), sólo así tendremos más jugadores como (Andrés) Guardado, (Héctor) Moreno y (Rafael) Márquez”.

El colombiano dijo que él será encargado de dirigir al equipo de Confederaciones, y que otro entrenador será el encargado del equipo de Copa de Oro. Afirmó que presentó un candidato a los dirigentes de la federación mexicana.

“Hoy la federación tiene una propuesta por escrito, presentamos dos cuerpos técnicos conformados por el nuestro y los otros de las selecciones (menores). Lo que vamos a hacer es mezclarlos”, agregó el colombiano sin entrar en más detalles.

México venció a Estados Unidos en un repechaje en 2015 para ganar el derecho de representar a la CONCACAF en la Confederaciones de 2017, donde quedaron sembrados en el Grupo A junto con los anfitriones, Nueva Zelanda y Portugal.

Su primer partido es el 18 de junio ante Cristiano Ronaldo y el resto de la selección portuguesa.

“Mi objetivo muy personal, mi ilusión es estar en las semifinales”, dijo el colombiano. “Es un grupo competido y el torneo es de elite”.

Con José Manuel De la Torre como entrenador, los mexicanos quedaron fuera en la fase de grupos en la Confederaciones de Brasil 2013.

Su última participación en semifinales fue en Alemania 2005.

Osorio dijo que utilizará un partido amistoso ante Islandia, que se realizará el 8 de febrero en Las Vegas, para comenzar a dar fogueo a los candidatos a jugar la Copa de Oro.

El encuentro no forma parte de una fecha FIFA, por lo que el entrenador tendrá que echar mano exclusivamente de jugadores de la liga local. Osorio dijo que armar una selección cuando tiene esas restricciones se ha vuelto una tarea más compleja por el incremento de jugadores naturalizados en el torneo local.

“Es complicado, es una tarea difícil por no decir otra cosa. Hay partidos a los que vamos a ver exclusivamente a tres jugadores y terminamos viendo a uno de los tres”, afirmó el estratega. “Pero preferimos no quejarnos de eso, pero es el escenario real en el que estamos”.

Antes de enfrentar la Copa Confederaciones, México disputará cuatro partidos de la eliminatoria mundialista hacia Rusia. El 24 de marzo ante Costa Rica y el 28 del mismo mes contra Trinidad y Tobago; el 9 de junio enfrenta a Honduras y cuatro días después choca ante Estados Unidos.