Foto: Especial/Síntesis

Ciudad de México. La relación bilateral entreMéxico y Estados Unidos está en crisis. El presidente norteamericano Donald Trump ha comenzado a cumplir sus amenazas propuestas en campaña, como su salida delAcuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la firma del decreto para construir el Muro Fronterizo. Las diferentes fuerzas políticas en el Congreso de la Unión, cierran filas sin importar colores, ni afiliaciones partidistas, con el objetivo de hacer frente al complejo ambiente político y económico que se avecina.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado de la República, aseguró que la unidad entre todos los mexicanos y el diálogo permanente con gobernadores, alcaldes, trabajadores, empresarios, organizaciones no gubernamentales, líderes sociales y de opinión, “son la fortaleza para enfrentar los desafíos que estamos viviendo”.

El coordinador de los senadores priístas Emilio Gamboa Patrón puntualizó que se deben reforzar los canales de comunicación y cooperación entre las naciones, recurrir a la diplomacia parlamentaria que se basa en el respeto y el diálogo con los congresos, organismos internacionales, actores políticos y sociales de todos los países,

“El senado mexicano mantiene y mantendrá una permanente actividad con toda la comunidad parlamentaria internacional. Los senadores priistas tenemos la convicción de que los parlamentos del mundo honramos el compromiso con la vigencia del Estado de derecho y la protección irrestricta de los derechos humanos”.

Manifestó que el PRI en la Cámara Alta, tienen la plena confianza de continuar trabajando con los legisladores estadounidenses, en una agenda de interés común, que sea benéfica para ambas naciones.

“Ante los extrañamientos de amplios sectores de Estados Unidos, así como de muchos otros países por las acciones de ese nuevo gobierno, México mantiene su apertura y disposición para el dialogo y la construcción de acuerdos con toda la comunidad internacional”.

Por su parte el PAN en la Cámara de Diputados, consideró que las circunstancias exigen que el Presidente de la República convoque a un Acuerdo Nacional por la Defensa de México, con la participación plural e incluyente de los poderes de la Unión, con representantes empresariales y sociales para que de forma conjunta se emprendan acciones que abonen a la buena vecindad, al respeto de los derechos humanos y a las ventajas de un libre comercio; respondiendo de forma organizada a las medidas emprendidas por Donald Trump.

El líder de los diputados federales del PAN, Marko Cortés Mendoza urgió que ante la amenaza externa, es necesario propiciar un ambiente de unidad nacional. “Hoy más que nunca debemos estar unidos; Donald Trump se equivoca al insistir en el proteccionismo que quiere imprimirle a su administración en el comercio y las fronteras, por eso, para defendernos todos tenemos que cerrar filas y responder organizadamente, provocando que en el corto plazo sea el propio pueblo Estadounidense el que le exija que corrija su equivocada postura”.

Consideró que de inmediato se deben destinar los recursos para las embajadas y los consulados para apoyar la defensa de los connacionales ante la inminente deportación masiva en los estados de la Unión Americana, sobre todo las llamadas “ciudades santuario de inmigrantes”.

Advirtió que sobre las medidas migratorias en el vecino país y el anuncio de la construcción de un muro, es urgente que se convoque al Gabinete de Seguridad,para tener muy en claro el Plan de Acción ante la eventual deportación de migrantes a las ciudades fronterizas.

Cortés Mendoza consideró que tanto el Gobierno Federal como las cámaras de diputados y de senadores deben alzar la voz en todos los foros internacionales, en defensa de los derechos humanos ante el levantamiento de un muro separatista y fuera de época.

Señaló que en previsión de un eventual cierre comercial en nuestra frontera norte, se debe volcar la atención en el fomento del mercado interno, incentivar la industria automotriz e impulsar el sector maquilador para lo cual se debe dejar de presionar a las empresas mexicanas y apoyarlas con estímulos fiscales.

“Al Gobierno Federal le proponemos lanzar una campaña por el consumo de los productos hechos en México, a fin de fortalecer a la industria y el comercio nacional”, indicó.

Unidad pero sin gasolinazo

El PRD en la Cámara Baja, en voz de su vicecoordinador Jesús Zambrano Grijalva, resaltó que para el Sol Azteca, la unidad nacional y el frente común contra Donald Trump va acompañado también con el reclamo a nuestro gobierno para que cuide las decisiones internas en materia de política económica y social. Exigió al presidente Enrique Peña Nieto, no caer en la insensibilidad y la irresponsabilidad de hacer valer un nuevo aumento de los combustibles, que de acuerdo a lo programado, deberá decretarse el próximo viernes 3 de febrero.

“No al muro, no a Trump; pero igual: No al gasolinazo, no a Peña Nieto porque todos ellos juntos están actuando contra el bienestar de la gente”, dijo.

Informó que de aplicarse el nuevo gasolinazo, en la segunda semana de febrero el poder adquisitivo caerá 43 por ciento, de acuerdo con el Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM. “La sociedad mexicana está muy lastimada, enojada y molesta justificadamente por el aumento del 20 por ciento a las gasolinas y al diésel a principios de este mes, por eso es necesario que Peña no tome una decisión que abone más a ese descontento”.

Zambrano Grijalva recalcó que el PRD acudirá a la comunidad internacional, a través de los organismos multilaterales pertinentes, para que éstos se pronuncien y manifiesten su solidaridad en torno al respeto entre las naciones, y condenar la construcción del muro, violatorio de los derechos humanos y del derecho internacional.

Igualmente asistirán a foros diplomáticos internacionales para demandar esa solidaridad de manera clara, utilizar los distintos mecanismos de la diplomacia parlamentaria para defender los principios de la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de las controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo, el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos; y la lucha por la paz y la seguridad internacionales.

“En todos los foros de la diplomacia parlamentaria que participemos las y los diputados demandaremos la solidaridad internacional ante las agresiones y amenazas del gobierno federal de los Estados Unidos en contra de los intereses nacionales de México y de las y los mexicanos; pero al mismo tiempo, debemos decir que esta unidad nacional, este frente contra las agresiones de Trump hacia México, demandan del gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, cuidar las decisiones internas en materia de política económica y social”, concluyó.

COMPARTIR