Foto: Especial/Síntesis

Dubai. La principal agrupación de países islámicos condenó el lunes el decreto del presidente Donald Trump que prohíbe la entrada a Estados Unidos a viajeros procedentes de ciertos países de mayoría musulmana, advirtiendo que ese tipo de medidas solo da aliento a los extremistas.

La Organización para la Cooperación Islámica (OCI, de 57 naciones) expresó su “grave consternación”.

“Muchas de las personas que huyen de la guerra y de las persecuciones han sido afectadas adversa e injustamente” por la medida, agregó.

“Ese tipo de medidas selectivas y discriminatorias solo servirán para envalentonar a los radicales y extremistas y dará más ánimo a los partidarios de la violencia y del terrorismo en un momento crítico”, añadió.

“La OCI llama al gobierno de Estados Unidos a reconsiderar esta decisión generalizada y atenerse a su obligación moral de prestar liderazgo y esperanza en una era de gran incertidumbre e inestabilidad en el mundo”.

Es la primera reacción oficial de Arabia Saudí al decreto. El domingo, Trump llamó al rey saudí Salman y lo invitó a visitar Washington.

La OCI, con base en Yeda, en Arabia Saudí, es una entidad aparte del gobierno saudí pero suele reflejar la posición oficial del reino.

Entre los miembros de la OCI están Indonesia, Malasia y numerosos países africanos.

COMPARTIR