Foto: Abel Cuapa/Síntesis

A 13 días de haberse incendiado y quedar prácticamente inservible el local y pérdidas de productos del 100 por ciento, el negocio de trajes La Oveja Negra en Puebla abrió sus puertas nuevamente.

A tan solo unos pasos de donde se ubicó por 30 años, la empresa inició por nueva cuenta operaciones, pero ahora en dos locales situados en la 9 norte número 3, entre avenida Reforma y la 2 poniente.

Desde este lunes, tres empleados comenzaron a tapizar las paredes con disfraces específicos (diablo, bruja, el sombrerero loco, ángel negro, Adelita, etc), máscaras, y en los estand se pueden apreciar pintura para la cara, sangre artificial y todo lo que te puedas imaginar para armar un buen disfraz.

“Soy la oveja negra de la familia y ya regresé. (La piedra se destruyó pero nunca la fe y amor de todos ustedes)”, escribió la empresa a través de su cuenta en Facebook, anunciando su regreso a sus seguidores.

Además agradece la ayuda y el apoyo brindado tras el incendio desarrollado el pasado 17 de enero; y comunica que “les prestaron” un pequeño espacio sobre la 9 norte casi esquina con reforma, para, también, entregar pedidos y apartados que tenía pendientes.

Cabe recordar que la madrugada del 17 de enero, La Oveja Negra fue blanco de un incendio, que según los encargados del lugar fue provocado, por lo que los disfraces, vestuarios, anaqueles y demás material que se utilizaba para la operación del negocio quedó hecho basura.

COMPARTIR