Papa lanza “anti-mannequin challenge” y urge acoger a refugiados

El video del Papa es una iniciativa de la Red Mundial de Oración con el pontífice, que cada mes ilustra con clips cortos las intenciones de oración de Francisco, narradas por él mismo

Foto: Especial/Síntesis

En su video de cada mes, el Papa Francisco instó a acoger a los refugiados, pobres y marginados, además de lanzar un “anti-mannequin challenge”, en el que la gente deja de estar paralizada y se pone en acción para ayudar.

La edición número 14 del llamado “video del Papa”, lanzada aquí este jueves, se concentra en la ayuda a las personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad y desamparo en el mundo.

El clip, de unos 90 segundos, comienza justamente con un “mannequin challenge” donde diversas personas aparecen como estatuas en una calle de una ciudad y son filmadas como en los famosos videos que en los últimos meses han acaparado internet.

Estas personas están en diversas posiciones, desde tomando un café hasta abriendo un paraguas o llevando una bolsa de la compra. Mientras avanzan sus imágenes se oye la voz del Papa.

“Vivimos en ciudades que construyen torres, centros comerciales, hacen negocios inmobiliarios, pero abandonan a una parte de sí en las márgenes, las periferias”, dijo.

“Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas, marginadas, sin trabajo, sin techo, sin horizontes, sin salida: ¡No los abandones!”, agregó.

En ese momento, las personas que estaban estáticas comienzan a moverse y se acercan a un indigente, en un ángulo de la escena. El detalle es que el pobre tiene los rasgos de un hombre anglosajón, mientras aquellos que lo ayudan son, en su mayoría, afrodescendientes.

“Pedí conmigo por aquellos que están agobiados -especialmente los pobres, los refugiados y los marginados- para que encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades”, manifestó el pontífice.

La escena final del video muestra cómo el hombre marginado se aleja abrazado por todos los demás.

El video del Papa es una iniciativa de la Red Mundial de Oración con el pontífice, que cada mes ilustra con clips cortos las intenciones de oración de Francisco, narradas por él mismo.