Tras la llegada de Tony Gali a la gubernatura de Puebla, se ha notado un evidente cambio en su forma de gobierno con relación a su antecesor. Uno de ellos es el relacionado a la cobertura informativa, donde queda claro que se tratará con respeto y dignidad a la prensa poblana. Al menos en las primeras dos semanas de mandato, es lo que se vislumbra; ojalá nos dure el gusto.

La dirección de comunicación social se comporta de manera más abierta e incluyente. Después del mal sabor de boca en la toma de protesta donde por cuestiones externas salió de control (digamos que fue su novatada), las jornadas subsecuentes han sido aceptables.

Un elemento a considerar es la designación de los nuevos enlaces de prensa en dependencias donde era necesario reconfigurar los perfiles. Llega gente de Gali quienes estuvieron cerca de él en su paso por la alcaldía de la capital o profesionales que conocen de las estrategias de comunicación, sin embargo, hay otras dependencias donde han (hasta el momento) ratificado a estos enlaces y donde lejos de facilitar una cobertura oportuna, entorpecen el trabajo de los comunicadores poblanos.

El reto de Ricardo Gutiérrez será saber identificar quiénes lejos de hacer un trabajo eficaz, podrían provocarle graves problemas a la administración galista.

***

Otro elemento que también aviva los cambios en el radar político de Puebla son las designaciones que Tony Gali ha hecho en diversas dependencias, echando mano de perfiles probados en cuanto a eficacia, lealtad y entrega de resultados. Ignacio Alvizar Linares asumirá la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP. No “llegará a aprender” pues ha tenido cargos similares en anteriores sexenios. Deja su curul al líder de Movimiento Ciudadano José Ángel Perez, quien tiene el reto de sacar adelante la agenda legislativa de su bancada. Ya veremos cómo le va.

Quien también solicitó licencia al cargo fue la diputada Patricia Leal Islas, quien asume la senaduría en lugar de Javier Lozano Alarcón, el “multi funcionario” de la administración estatal.

En lugar de Leal Islas llega Carolina Beauregard, joven, preparada pero vinculada al grupo de Eduardo Rivera. Cuenta con conocimientos en la administración pública, pero este, sin duda, será un gran reto para ella. Ojalá que ella tenga mejor tino y trato con los reporteros de la fuente.

Finalmente, Carlos Martínez Amador, ahora exdiputado por Huahuchinango será el director general del COBAEP. Cuenta con un importante capital político y es considerado uno de los más importantes operadores en la región de la Sierra Norte.

***

Ahora los “huachicoleros” cuentan con su santo patrono; me refiero al Santo Niño Huachicolero. Sonará a broma pero coincido con el diputado por el distrito de Tecamachalco, Ignacio Mier (que congrega a los municipios donde más robo de hidrocarburos se registra), quien señala que esto más allá de lo memes y la sátira que desata, representa un grave riesgo de naturalizar el fenómeno de la ordeña y venta ilegal de combustibles pues estos grupos delictivos se están convirtiendo en todo un fenómeno de gran influencia social y cultural.

En Quecholac, Palmarito, Tecamachalco y otras comunidades de la región ya se le rinde seria devoción a esta imagen, pidiendo su protección.

***

¿Recuerda los casos de empresas como Cofia, Invergroup y otras, las cuales defraudaron a gran número de poblanos? Historias donde los afectados enfermaron y hasta se suicidaron por la desesperación de ver como su patrimonio les era arrebatado.

Pues muchos años después, nuevamente se configura un nuevo fraude colectivo ahora por parte de una empresa de origen incierto denominado Seven Service, quien hasta el momento ha defraudado a cerca de 20 personas por montos que van desde los 30 mil y hasta los 750 mil pesos. En la próxima entrega detallaremos cómo opera esta empresa y las acciones que los defraudados están tomando. Ojalá se tomen acciones a tiempo.

@AlbertoRuedaE