Diseñan protocolo para la atención de embarazadas

Plantea la Secretaría de Salud (SSH) al IMSS, ISSSTE y hospitales privados la sistematización de criterios generales y de coordinación para la identificación, ubicación, traslado, control y seguimiento de eventos de embarazadas en riesgo, hasta la favorable resolución del embarazo, y posteriormente la atención del neonato.

El titular de la Secretaría de Salud en Hidalgo, Marco Antonio Escamilla Acosta, anunció que la institución prepara un protocolo de atención para la mujer embarazada y los neonatos, a fin de disminuir el índice de muerte materna en la entidad.

Escamilla Acosta indicó que se da inicio a una estrategia que permita la cohesión de esfuerzos en favor de la disminución de la mortalidad materno-infantil, la cual compartió a los delegados en Hidalgo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), María de Lourdes Osorio Chong y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), José Antonio Copca García, así como a titulares de instituciones de medicina privada.

El secretario detalló que el Protocolo de Atención Terapéutica de las Enfermedades de la Gestación (Protegen) y el Modelo de Atención para Disminuir el Riesgo Reproductivo del Recién Nacido y del Embarazo (Madrrre), representan una sola estrategia que enmarca la instrucción precisa del gobernador Fayad, de atender una de las problemáticas en salud pública más apremiantes, como es asegurar el bienestar de la mujer embarazada y su bebé.

El funcionario recordó que ya se instrumentan acciones de respuesta inmediata obstétrica en favor de las embarazadas y sus bebés.

Sin embargo, lo que se pretende a través de Protegen y Madrrre, es disminuir las cifras al detectar a tiempo posibles complicaciones en el embarazo de una mujer, para posteriormente acompañar en cada etapa a la embarazada y así tomar las medidas necesarias para su atención.

Escamilla Acosta dijo que este tipo de alertas representa la sistematización de criterios generales y de coordinación para la identificación, ubicación, traslado, control y seguimiento de eventos de embarazadas en riesgo, hasta la favorable resolución del embarazo, y posteriormente la atención del neonato.

Durante esta reunión de trabajo interinstitucional, el Secretario de Salud pidió a las otras instituciones involucradas adherirse con propuestas desde sus trincheras, para conformar un mismo marco de acciones que estarán contenidos en el Protocolo, mismo que en breve será presentado de manera oficial.

Por su parte, los delegados del IMSS e ISSSTE, coincidieron en señalar que a pesar de que en cada institución se cuentan con los planes para la atención de las embarazadas, el protocolo propuesto por la Secretaría de Salud estatal permitirá perfeccionar y crear un modelo que una todas las voces en favor no solo de la mujer embarazada, sino también del neonato.

COMPARTIR