Ante la evidencia de que existe un “amasiato” entre el grupo de neopanistas poblanos y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el Estado de México, el partido albiazul podría iniciar la expulsión de algunos morenovallistas por la complicidad con el presidente Enrique Peña Nieto.

En rueda de prensa, el ex dirigente estatal del PAN, Rafael Micalco de Méndez, evidenció esta situación al interior de los grupos panista, en donde recalcó que esta relación y apoyo que está brindando el ex gobernador Rafael Moreno Valle al priismo podría repercutir hasta en sus seguidores.

Asimismo, dijo que a los panistas no les gusta que se esté apoyando al PRI en una elección tan importante, cuando su candidata al Estado de México, Josefina Vázquez Mota está repuntando.

“Estos morenovallistas se están jugando su permanencia al interior de Acción Nacional con estas acciones en contra del partido en el Estado de México, ello significa, que habrá afectaciones y medidas al respecto, así lo han manifestado también los panistas de esa entidad federativa”.

Micalco de Méndez sentenció que está “complicidad “y “amasiato” entre el grupo neopanista de Puebla con el PRI por compromisos con el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, podría también influir en un haya una destitución de la dirigencia estatal del albiazul en la entidad, por la cercanía y vínculo que hay en el morenovallismo.

Sin detallar nombre de este grupo neopanista, dijo que están implicados todos los que siguen esta línea.