Reitera el priista Javier López Zavala que no le disgustaría participar políticamente con Andrés Manuel López Obrador, líder nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), ni ser expulsado por su partido Revolucionario Institucional (PRI).

En rueda de prensa, explicó que su encuentro con López Obrador en Veracruz este fin de semana, obedeció a que está convencido de que hay que abatir la marginación, la desigualdad y los incrementos de las gasolinas.

“Comparto la misma visión de Morena y cobijo sus objetivos pues estamos convencidos de que México como Puebla requiere de un cambio verdadero, por lo que nuestra causa se llama Puebla”, puntualizó.

Asimismo, dijo que seguirá siendo priista sin embargo dejo claro que su permanencia en el tricolor dependerá sí existen o no imposiciones de candidatos de cara a los comicios del 2018, pues argumentó que su “contrato con el PRI no es vitalicio”.

Ante los rumores de que su acercamiento con Morena no es amenaza ni presión para su partido que lo vio nacer políticamente (PRI), sino que el acudir al evento público de Andrés Manuel fue por responder a una invitación nacional, pues Ricardo Monrreal es su amigo, así como otros personajes de Morena.

Por otra parte, confió en que ante el estado social de represión, marginación, desigualdad y pobreza en que vivieron los poblanos por seis años, el actual gobernador Antonio Gali Fayad abra los ojos y los oídos a los ciudadanos para que Puebla cambie y cambie para bien.

Abundó que los compromisos que hizo en campaña los cumpla, pues dijo que los poblanos quieren progreso y desarrollo y no más Chalchihuapan, que haya libertad de expresión, respeto a las garantías individuales, a los derechos humanos de todos (indigenas, comerciantes y transportistas), así como no más represión política como la que hubo “en el gobierno de monarquía que encabezó su antecesor”.

Por último, se lanzó contra su ex gobernador y amigo Mario Marín Torres, al decir que quien protege a este personaje es Acción Nacional y que él se deslinda del ex mandatario, que el proyecto político tiene luz propia y lo hace únicamente López Zavala.

“Rafael Moreno Valle en campaña dijo que sí él ganaba metería a la cárcel a Mario Marín y no lo metió, entonces no soy yo quien tiende a la cercanía sino el PAN”.