Padres de familia serán consultados en las escuelas acerca de la salud de sus hijos y la posibilidad de que la Secretaría de Salud de Puebla les aplique exámenes para determinar si tienen deficiencias alimenticias.

Los formatos de autorización comenzarán a repartirse a partir de marzo a padres de alumnos de preescolar y se prevé con esta acción se pueda atender a los menores desde una etapa inicial.

Arely Sánchez Negrete, secretaria de Salud del estado, informó que dicha acción es parte de los compromisos de campaña del gobernador José Antonio Gali Fayad y la intención de esas pruebas es “conocer el estado físico de los infantes”.

Mencionó que podrían ser detectas enfermedades como obesidad, sobrepeso, desnutrición e incluso diabetes, las cuales son tratables y si se detectan a tiempo se puede garantizar una mejor calidad de vida para los niños.

Aunque la funcionaria estatal dejó en claro que para llevar a cabo los chequeos, primero se pedirá la firma de los padres a través de cartas que se repartirán en los 217  municipios del estado.

“Hemos tenido mesas de trabajo para que a partir del mes de marzo se estén generando estas cartas a todos los padres de familia para que con su autorización nos permitan hacer un diagnóstico a todos los niños y con ello detectar enfermedades”, manifestó.