Cada vez la clase política poblana comienza a tener un mejor hándicap en el escenario nacional, lo que permite integrarse en proyectos de gran calado fuera del estado.

En el Estado de México, el Partido Verde Ecologista envío al poblano Juan Carlos Natale como operador político de cara a la elección a la gubernatura de aquella entidad, donde el abanderado Alfredo del Mazo tiene el enorme reto de retener el poder a su partido en la alianza PRI-PVEM.

La tarea de Natale no es poca cosa, pues definirá entre otras, las estrategias para la definición del candidato, sobre todo en municipios clave.

Un segundo actor poblano que también opera parte de una elección, solo que en el sureste mexicano es el petista Mariano Hernandez quien apoya a su partido en el estado de Veracruz, donde se renuevan alcaldías y congreso local. En la pasada elección de gobernador, la izquierda resultó bastante competitiva, por lo que no se descarta que existan cuadros competitivos que logren posiciones para el Partido  del Trabajo, dependiendo la alianza y los acuerdos que se logren.

Por el lado del PAN también se tienen cuadros, sobre todo del yunque, quienes no tuvieron cabida durante el sexenio morenovallista y tuvieron que encontrar cobijo en otras entidades, como el caso del Estado de México, donde el exalcalde capitalino Eduardo Rivera estaría formando parte del equipo de Josefina Vázquez Mota, mientras en la entidad poblana continúan las investigaciones sobre su cuenta pública.

Y por la parte de Tribunales Electorales, el poblano Fernando Chavaliero Ruanova podría jugar un papel interesante a nivel nacional dado que en los próximos días se desarrollará la sesión plenaria de la Asociación de Tribunales y Magistrados del país, donde se renovará su mesa directiva. Chevalier Ruanova podría dirigir la Comisión de la reforma político-electoral, que será encargada de ser interlocutora con el Senado de la República y con la Cámara de Diputados para atender los temas específicos de la reforma político electoral.

Ya veremos, de acuerdo a los resultados si los políticos poblanos resultan efectivos operadores o simplemente un estorbo sin futuro.

***
La semana pasada hablamos sobre los “políticos camaleones”. Un día después se revelaban imágenes del aún priista Javier López Zavala acudiendo a un mitin político de Andrés Manuel López Obrador en el estado de Veracruz.

La presencia del candidato perdedor a la gubernatura por el tricolor en el 2010, no deja dudas de sus intenciones por integrarse a las filas de MORENA, el partido más redituable de los últimos meses en el país.

La verdad es que las fotos solo muestran oportunismo. Lopez Obrador no necesita con urgencia el capital político de un personaje desgastado.

Fuentes confiables me han revelado que en realidad, la intención de López Obrador no es primordialmente dejar al PRI sino generar presión para ser el candidato a la gubernatura, sin embargo, no cuenta con que dentro de la dirigencia nacional, se está considerando su expulsión.