El costo de los productos cárnicos se elevó casi 40 por ciento durante el primer trimestre de este año, como consecuencia de un aumento en el precio de los granos que se utilizan como alimento para el ganado, advirtieron integrantes de El Barzón Poblano.

Según una revisión hecha por la agrupación en la Central de Abastos, el kilogramo de carne de cerdo pasó de 169 a 230 pesos y el de bistec de 146 a 204 pesos.

Alejandro Carvajal, representante de El Barzón, refirió que de enero a febrero también incrementaron el diésel y la gasolina, cuyo gasto asciende a 20 millones de pesos entre empresas y traslados de los comerciantes.

“Los incrementos a la carne son un duro golpe a la economía familiar, ha sido de entre 30 a 40%, y esto sin incluir la canasta básica que ha tenido una variación de casi el 50% de incremento en su valor al público”, expuso.

Ante ello, anunció que El Barzón presentó una propuesta al gobierno federal para la creación de un programa de apoyo a la canasta básica, así como para el transporte público.

También piden que haya una extensión del Impuesto Sobre la Nómina (ISN) a aquellas personas que perciben más de cinco salarios mínimos, un estímulo fiscal para el combustible destinado al campo y detener cualquier otro incremento hasta 2019.