Existe dentro del Tecnológico de Monterrey un departamento que tiene como objetivo la promoción de estilos de vida saludable entre la comunidad Tec. El presentar escenarios que propicien la reflexión es uno de los medios del que se vale el departamento en cuestión, llamado Asesoría y Prevención.

Una práctica que acerca a la comunidad Tec a la realidad y que a la vez brinda una oportunidad valiosa de transformación, es la aplicación de pruebas de alcoholímetro dentro de horarios de clase. La primera razón que lleva a la reflexión es la idea de que no todos los alumnos que han probado bebidas alcohólicas son mayores de edad, tomando en cuenta que las variables: adolescencia, juventud y alcohol tienen una relación demasiado estrecha en el estado de Hidalgo, la realidad pesa y podría también formar parte de la comunidad Tec. Es así como “el alcoholímetro” se aplica tanto a menores como a mayores de edad, transmitiendo en todos ellos la idea de responsabilidad y el apego a reglamentos en la institución y a cualquier lugar al que acudan.

Una segunda idea que se refuerza con dichas aplicaciones es que las secuelas de actuar bajo los influjos del alcohol son graves. El tener consecuencias reales para aquellos alumnos que llegan a infringir la regla de “Cero tolerancia al alcohol” los lleva a asumir que aún que esta práctica es realizada en un ambiente mucho más protegido, no se descarta el que tengan que responder por sus actos.

Cabe mencionar que parte importante de este proyecto toma en cuenta el trabajo con el alumno que se realiza posterior a un alcoholímetro positivo, es éste el que lleva mayor peso en el proceso de reflexión, pues se trabaja en el sentido de la justificación de las decisiones propias y en el nivel de conciencia al tomarlas, tratando así que todo aquel alumno que pudiera resultar positivo a un alcoholímetro reflexione más la siguiente vez que pase por su cabeza ingerir alcohol.

Esta práctica apuesta totalmente por un proceso formativo más que punitivo y se trabaja de tal manera que ayude a preparar a los alumnos para una realidad latente que puede afectarlos en cualquier momento y que tiene total relación con las decisiones que van tomando a cada momento, pensando en una preparación para el futuro no sólo académica, más bien una que dote de valores y que los prepare para ser cada vez mejores seres humanos.

 

Lic. Monserrat Estrada Sánchez

Asesoría y Prevención

✉️ prevención.hgo@itesm.mx