Cada equinoccio de primavera miles de personas visitan las zonas arqueológicas de nuestro país para “cargarse de energía”, según ellos, con la finalidad de recordar las prácticas de nuestros ancestros. Lo que nunca les han explicado es que ninguna cultura prehispánica de nuestro país tenía esa costumbre.

De acuerdo con los especialistas, como el arqueólogo Eduardo Merlo, vestirse de blanco y cargarse de energía en las pirámides es una actividad que apenas tiene 30 o 40 años, tendiendo más hacia una corriente ‘new age’ que a una remembranza de las culturas que habitaron nuestro país antes de la conquista española.

Este 20 y 21 de marzo los diversos centros ceremoniales son frecuentados por familias completas para experimentar una relación directa con el astro rey.

“Nosotros acudimos cada año para alejar las malas vibras y que los rayos del sol que entran con la primavera restauren nuestro ser, siempre es importante cargarse de energía nueva  positiva para continuar nuestras vidas”, relató Jesús Aguirre, quien visitó la pirámide de Cholula con su familia.

Cabe recordar que las pirámides eran considerados sitios sagrados a los cuales muy pocas personas podían acceder.

Actualmente esta fecha representa una oportunidad para reactivar las economías locales a través del turismo y actividades afines al inicio de la primavera.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre