Pacientes con diabetes terminan con amputaciones en los pies, debido a la falta de recursos y el apoyo de sus familias, alertó Armando Acevedo, director de la clínica de Servicios Médicos San Baltasar Tetela.

Explicó que las personas que sufren pie diabético llegan a las dos últimas etapas de esta enfermedad en muy malas condiciones, por lo que tienen que ser amputados.

“Cuando un paciente controla los niveles de azúcar difícilmente padecerá un pie diabético; es importante también que las personas tengan la cultura de prevención antes de que desarrollen padecimientos graves”, expuso.

Por esta razón, estudiantes del Centro de Estudios Superiores de Tepeaca crearon una opción para pacientes con diabetes en fases avanzadas.

Armando Acevedo relató que los estudiantes de este centro iniciaron pláticas con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para formalizar un tratamiento consistente en un parche de miel de abeja y tranconacol panitato, el cual harían llegar a distintas clínicas.

Los jóvenes estudiantes iniciaron una prueba piloto en centros de salud y hospitales para más de mil 370 pacientes de regiones como Tepeaca, Tecali de Herrera y la zona de San Pedro Mixtepec, para atender a la población indígena.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre