Los 4.86 millones de huevos que ingresaron al país desde Estados Unidos y se detectaron en la Central de Abasto de Puebla desde la perspectiva de la Profeco podrán ser inmovilizados, “siempre y cuando no se vendan a granel”, es decir sin los empaques con base en la Norma Oficial Mexicana 051.

Es la Sagarpa la entidad competente junto con Salud, la Cofepris y la Profeco para frenar el tránsito de huevo procedente de Tennessee, Estados Unidos, que potencialmente puede portar salmonella y que según denuncias de la Asociación Latinoamericana de Avicultores esta caducado.

Para el caso del huevo, se tiene que hacer cumplir la Norma Oficial Mexicana 051 que aplica para productos que vienen envasados, en caja entera o paquete.

Algunos lineamientos es que debe tener nombre o razón social del productor, de qué producto se trata, fábrica y/o importador, razón social, nombre comercial, lote, fecha de caducidad, país de origen, contenido neto e información nutrimental en etiquetado frontal.

En ese contexto, cuando el producto se vende a granel, está exento de la NOM 051 que es competencia de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), confirmó la delegación Puebla, al dar a conocer que se detectaron dos importadoras, mismas que confirmaron ya vendieron el huevo.

Por ende, se desarrolla un operativo para detectar los huevos, confirmó el delegado de la Profeco Puebla, Alejandro García Mendoza.

Por su parte, el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Hilario Valenzuela, garantizó que ya se investiga el caso del huevo procedente de Tennessee, pues la dependencia es la responsable de controlar la introducción de alimentos de ciertas regiones, con base en protocolos de bioseguridad.

Jorge García de la Cadena Romero, presidente de las asociaciones Latinoamericana de Avicultores y de Avicultores de Tehuacán (AVT), ubicó 13 mil 500 cajas de ese huevo procedente de Estados Unidos.

García de la Cadena, afirmó que este huevo puede tener salmonella y presentó imágenes que corresponden a una caja de huevo de 21 kilos que fue adquirida en la Central de Abasto de la ciudad de Puebla por la cantidad de 420 pesos.

La caja fue vendida por la empresa “Multihuevos”, con razón social a nombre de Génesis Sarahi Rojas López, plasmada en una nota de compra en la que señalan que es huevo de exportación.

Por ende, urgió la actuación de la Secretaría de Salud y de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Advirtió sobre los riesgos para la salud por el consumo de huevo importado de Estados Unidos, debido a que el producto-muy pequeño y con una yema que es demasiado blanca-, incumple con normas como la cadena de frío durante su traslado.

Señaló que en Puebla, las autoridades sanitarias han detectado el ingreso de huevo para plato proveniente del país vecino sin la autorización de importación correspondiente.

Destacó que el  producto puede provocar serios riesgos a la salud humana al encontrarse en estado caduco y no haberse manejado en todo momento a través de una red en frío para preservarlo.

Por ello exhortó a la población a evitar su consumo y sugirió el uso de huevo fresco mexicano, producto de calidad y que, dijo, no requiere refrigeración.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre