La fábrica de reciclaje en la junta auxiliar de San Jerónimo Caleras no volverá a operar debido a la peligrosidad que representa para los vecinos, informó el director de protección civil, Gustavo Ariza Salvatori.

Fue el pasado 18 de marzo cuando este sitio ardió por tres días afectando a cerca de 10 familias, a las que se les reparará el daño.

El funcionario detalló que aún no han impuesto la sanción; sin embargo, la autoridad se encuentra supervisando que los representantes de la empresa paguen las afectaciones a los vecinos.

Incluso, dijo que estarán acompañándolos para que interpongan su denuncia en caso de incumplimiento.

“Nos estamos encargando al momento para que los daños sean resarcidos en la zona y apoyando a su denuncia en caso de que la empresa no acceda a pagar. Al momento han accedido a pagar”.

Dejó en claro que sí será sancionada, sólo espera que termine el pago a los habitantes del lugar.

“No hay daños estructurales, pero sí a tinacos, cristales, bardas que tuvieron una sobre exposición. Se han hecho visitas al lugar. No pueden trabajar, el compromiso es que deben dejar limpio y no volver a instalar una fábrica en el lugar”.