En estos tiempos, en que los avances tecnológicos han representado un enorme salto en cuanto a mejorar el nivel o la calidad de vida de todos los sectores de la población, lo cual sería lo ideal.

Sin embargo, estos avances han sido o pretenden ser aprovechados por los grupos políticos que han predominado y que por tener la capacidad económica suficiente son los primeros en acceder a las mismas, lo que en determinados momentos buscan manipularlas en beneficio -como siempre- de su grupo de allegados, familiares, amigos y compadres quienes en grupos con diferentes nombres o denominaciones buscan permanecer en los cargos de poder sin importar el precio que tengan que pagar para lograrlo.

Pero en materia de política de acuerdo con los especialistas en la materia, aún no es posible aplicar de forma total la palabra avances, ya que muy pocos saben la manera en que los grupos predominantes se las arreglan para mantener en el letargo a la población para poder manipularla o hacerle creer por medio de las nuevas herramientas tecnológicas que hay avances impresionantes en el país, los estados, municipios y comunidades, lo que al final nadie cree por la manera en que se manejan las nuevas tecnologías.

Sin embargo esto no ha contribuido en nada, no solamente en abatir no solamente los abusos que se cometen desde el poder, como son los desvíos de recursos en grandes cantidades, pero además que los especialistas en este tipo de delitos en cargos como alcaldes, regidores, jefes de colonia, funcionarios de los diferentes niveles gobernadores y hasta presidentes del país que tampoco escapan, tejen toda una red de complicidades en las que la consigna es que sí uno es acusado o llevado a la cárcel no se va solo.

A pesar de que ahora los medios de información tradicionales han perdido veracidad ante lo que se dice o se coloca en las redes sociales, parece que es algo que no importa a quienes sin el menor pudor o escrúpulos solamente llega al cargo para enriquecerse y ayudar a su grupo donde ahora el estilo es que el partido que lo impulsó ya cuenta muy poco, porque al final es al que deja en buenas o malas condiciones para que otra persona del mismo instituto político llegue con confianza como se estilaba.

En ese sentido las cosas han cambiado porque si bien hay más formas de control en el manejo de los recursos, quienes llegan con la intención de desviarlos siempre encuentran la manera de lograr sus metas para poder sacar el mayor de los provechos de la situación en que se encuentran como funcionarios sin importar el nivel ni las consecuencias de sus actos para  el resto de la población que a cada cambio de administración recibe las mismas propuestas y promesas y desde un principio sabe que nada va a cambiar.

En estos momentos donde es más creíble un rumor por las redes sociales que por la televisión o los medios escritos, los tiempos electorales se plantean como una posibilidad de que la población tome su verdadero lugar como actor político y evitar en la medida de lo posible que a los cargos de elección popular, lleguen los mismos para hacer lo mismo que en la mayoría de los casos ya nadie lo puede ocultar, y que es daño no a la población sino al país, porque además para nadie es un secreto que México ha destacado en sentido negativo, en materia de seguridad y economía, lo que adentro no se quiere reconocer pero que la mayoría ve y sufre.

COMPARTIR