Puebla.- La Catedral de Puebla con sus torres consideradas las más altas de América Latina, son el ejemplo más importante de lo que tiene esta capital y que le permite ser distinta a otras ciudades, resaltan expertos en la entidad.

Con motivo del aniversario de los 486 años de la Fundación de Puebla que se celebró la víspera, en entrevista con Notimex, el secretario de Turismo Municipal, Alejandro Cañedo Priesca, resaltó que la ciudad es Patrimonio de la Humanidad, de las más visitadas del país ya que cuenta con áreas de oportunidad que más personas deben venir a ver.

“La catedral es el ejemplo más importante de lo que tenemos en la ciudad y que permiten ser distintos a otras ciudades como el tener las torres más altas de América Latina”, anotó.

El funcionario municipal dijo que Puebla es una ciudad que en los últimos años ha cambiado al tener una estancia de 1.4 a dos días, además que la llegada de turistas creció 88 por ciento, así como el promedio de ocupación ha cambiado de 54 a un 67 por ciento.

Resaltó que tiene muchos productos turísticos nuevos, ya que lo que tenía antes estaba mejor puesto en valor y organizado, hay cosas nuevas como son los túneles que se descubrieron y los nuevos museos.

Por su parte, el arqueólogo Eduardo Merlo Juárez, resaltó que la Catedral de Puebla empezó a construirse en 1575 y siguió un modelo muy español como es la de Valladolid, la cual se proyectó con cuatro torres dos al frente y dos atrás, nunca se terminaron las de atrás tampoco.

“Esos planos corrieron por todas la catedrales españolas, con la modificación propia de cada arquitecto, eso pasó en Puebla, se proyectó con cuatro torres pero costó tanto dinero que no se pudieron hacer luego”, explicó.

Merlo Juárez señaló que cuando el ahora beato Juan de Palafox y Mendoza consagró la Catedral en 1649, fue sin torres y sin fachadas.

Se fue Palafox y se empezó a construir la Torres Norte, de acuerdo con los planos originales, se terminó y se pusieron las primeras campanas, pero se veía mal y empezaron a edificar la siguiente torre, entre una y otra torre hay poco más de un siglo de diferencia, resaltó.

El también especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), refirió que los poblanos vieron primero dicho recinto sin torres y luego con una, posteriormente empezó la construcción de la otra siguiendo el molde original como estaban proyectadas.

Comentó que para 1768 se terminó la segunda Torre, la Sur que da para la avenida 5 oriente, pero sin campanas, ya no necesitaba de éstas”.

“La Torre Norte está llena de campanas, tiene más de 10 y se escuchan en toda la ciudad, al mismo tiempo de mencionar que para introducir éstas rompieron el frente de la torre para que pudieran ser colocadas”, añadió.

Metieron la campana conocida como la ‘María’ mediante una rampa de madera y fue jalada con poleas tirando las cuerdas por mulas, y entre varias personas lograron acuñarla, fue sujetada con cadenas y con cuero de venado, y es el que más dura además que todavía tiene”, expresó.

Enfatizó que no se nota las diferencias entre ambas torres, ya que están tan bien hechas y con más de un siglo de diferencia, por lo que se realizó un buen trabajo de cantería.

Por su parte, el alcalde de Puebla, Luis Banck Serrato en una ceremonia celebrada la víspera, resaltó que para celebrar el 486 aniversario de la ciudad a lo largo del año pasado se revivieron momentos que dieron rumbo a México desde Puebla, se rindieron tributo a monumentos que edificaron la identidad de la ciudad.

Se reconoció a protagonistas que definieron la historia. Identificado todo lo anterior nos dimos a la tarea de asociarlos a una palabra clave fue así que la Casa del Dean fue ligada al concepto de mestizaje”, precisó.

Subrayó que la Catedral evocó la idea de trascendencia, la Capilla del Rosario con la palabra perfección, el Teatro Principal con creatividad, la Biblioteca Palafoxiana al conocimiento, Los Fuertes con soberanía, el Palacio Municipal con fortaleza.

En cuanto a los personajes históricos Isabel de Portugal se identificó con la idea de integración; Palafox con cultura, Esteban de Antuñano con industria; Zaragoza con heroísmo y Aquiles Serdán con democracia.

Banck Serrato dijo que en 13 ideas definieron cualidades y aspiraciones de Puebla y de los ciudadanos, como son mestizaje, trascendencia, perfección, creatividad, conocimiento, soberanía, fortaleza, vanguardia, integración, cultura, heroísmo y democracia son conceptos y valores que han forjado el carácter a lo largo del devenir histórico de esta capital.

“Puebla ha sido el epicentro de la historia nacional en diferentes momentos desde la Colonia, el inicio de la Revolución y por eso es importante preservar la memoria y protegiendo el patrimonio tangible e intangible”, sentenció.