Interesante nota la que presentaron medios de comunicación el jueves pasado sobre un mapa de feminicidios realizado por la geofísica María Salguero y que se puede encontrar en Google Maps.

Este mapa surgió como parte de la compilación de los feminicidios ocurridos desde enero del año pasado por la mencionada geofísica, quien decidió realizar este trabajo por iniciativa suya y sin obtener una ganancia económica por ello. En palabras suyas, expresó que lo hace para mostrar a la gente que las víctimas tienen un nombre y que tenían una vida, además que no puede quedarse quieta ante la barbarie.

No cualquier persona se toma el tiempo y le pone tal empeño a una empresa de esa magnitud sin buscar un beneficio personal; ojalá esto se le reconozca a María como merece a nivel nacional ya que creo que es una aportación de gran valor para la lucha contra la violencia hacia las mujeres, que como se puede apreciar en el mapa, tan solo en el año 2016 y lo que va del 2017, ha cobrado la vida de un número muy alto de víctimas.

Lo destacable del mapa es que lo ha ido perfeccionando con el paso de los meses haciéndolo más preciso y minucioso, incluyendo cada vez más categorías. Por ejemplo, de acuerdo a las características de cada feminicidio, la investigadora ha incluido cómo fue asesinada la mujer (a balazos, puñaladas, etc.) y al ir registrando las coordenadas de los sucesos fue como vinculó su trabajo a Google Maps al ingresarlas a esta función de Google.

Los casos registrados en su mapa los ha ido tomando de los reportados por la prensa. Quizá no les guste mucho a las autoridades que se haga tan evidente el número de casos mediante el mapa, porque a simple vista destacan los estados donde se concentra el mayor número de feminicidios, pero al ser un problema cuyo origen es social, será una herramienta muy importante para ir creando estrategias que combatan este fenómeno de acuerdo a las zonas donde más ocurre y a las características que predominan en los casos de esas zonas.

Es muy triste ver como en lo que va del año tanto a nivel nacional como local han sido asesinadas ya un gran número de mujeres. Tan solo en Puebla la prensa maneja que se han registrado 31 casos, es decir, aproximadamente dos por semana. Y la saña con la que han sido cometidos sorprende. Basta recordar la manera en que fue asesinada a puñaladas hace unas semanas Minerva Hernández al  interior de su domicilio.

Si como sociedad no hacemos algo pronto ante esta cada vez mayor descomposición social, los delitos de género contra las mujeres seguirán en aumento en vez de disminuir. En nuestro estado el gobierno local como el municipal así como las dependencias estatales han puesto en marcha acciones, acuerdos y estrategias encaminadas a trabajar en conjunto para lograr entre todos una disminución de la violencia. Ojalá rindan frutos y veamos a lo largo del año resultados que realmente impacten en la sociedad.

En otro tema, llegó cerca de las costas de nuestro país un barco de la organización holandesa “Women on Waves” en el cual las mujeres que deseen interrumpir su embarazo podrán realizarlo de manera segura, profesional y legal, ya que al estar en aguas internacionales el barco se rige por la ley holandesa.

Aunque en México el aborto cuando la gestación es producto de una violación sí está permitido no siempre la autoridad acata la ley, por lo que esta organización ayuda a las mujeres que padezcan esta situación para que puedan contar con un método seguro de aborto mediante la ingesta de un par de medicamentos, Mifepristona y Misoprostol, que se encuentran incluidos por la Organización Mundial de la Salud en su lista de medicamentos esenciales desde el año 2005.

Por supuesto que también pueden acudir mujeres que no hayan sido víctimas de una violación y aunque es una medida que seguro causará polémica su intención no es mala, al contrario, busca evitar la muerte de más mujeres a causa de abortos mal practicados.

En la descripción de la organización cuya fundadora es la Dra. Rebecca Gomperts,  se puede leer lo siguiente: “Con un barco, Mujeres sobre las Olas puede proveer anticonceptivos, información, entrenamiento, talleres y abortos seguros y legales fuera de aguas territoriales donde el aborto es ilegal. Trabajando en cooperación cercana con organizaciones locales, Mujeres sobre las Olas quiere responder a una necesidad médica urgente, dar poder de decisión a las mujeres para que aprovechen su derecho humano a la salud reproductiva y al aborto legal y seguro y llamar la atención a las consecuencias de un embarazo no deseado y un aborto ilegal”.

La legislación y la religión en países europeos como Holanda son muy distintas a las mexicanas por lo que la noticia de los servicios que prestará este barco desde su llegada hasta el día 23 de abril seguro le hará ruido a no pocas personas y organizaciones locales y nacionales, pero como podemos leer en el párrafo anterior, sus intenciones no son promover el aborto irresponsable sino que este vaya disminuyendo al tener acceso un mayor número de mujeres a información reproductiva y a métodos anticonceptivos.

Nos leemos el próximo domingo.

CONTACTO

@Ari_Sintesis en Twitter.

comomariposa127@gmail.com

COMPARTIR