Camilo Sesto celebró en Puebla 70 años de vida y más de cinco décadas de trayectoria a través de un concierto que tuvo lugar en el Centro de Espectáculos Acrópolis, a donde miles de fanáticos llegaron al festejo para recordar a su lado una extensa lista de éxitos.

Aquí fue donde dijo hasta pronto a Tierra Azteca tras una serie de tres presentaciones.

Al filo de las 21:00 horas, tras una cuenta regresiva en pantalla, apareció el artista español desde el centro del escenario para colocarse al frente del equipo de músicos y coros que lo acompañarían a lo largo del show.

Camilo Sesto nos canta
Tras cantar “El viento a tu favor“, Camilo Sesto se dirigió a su audiencia para asegurar: “Esta, como siempre, quiero que sea, y va a ser una noche especial, una noche donde todo mundo se sienta contento y feliz. Lo que quieran ustedes oír lo piden y yo lo canto”.
Así continuó con “Yo soy así” y “Llueve sobre mojado“, empezando a poner romanticismo en el ambiente: “¿Está todo el mundo enamorado?”, preguntó, “pues si no, esta noche acabarán estándolo”, expresó.
La lista de éxitos siguió con “Mientras me sigas necesitando“, “Mi mundo tú“, “Donde estés, con quién estés“, “Miénteme“, “Si tú te vas“, “Has nacido libre“, “Tarde o temprano“, “Mi buen amor“, “Enamórate de mi” y “Terciopelo y piedra“.
Entonces Camilo Sesto se detuvo un momento para recordar que “en estos días se está celebrando en todo el mundo al ser por quién estamos aquí y que lo da todo. A quien ha sido madre y a quien lo sea algún día le dedicamos esta canción” y entonó “Madre“, tema adornado en la pantalla con imágenes de su madre.
Después de cantar “Samba“, el compositor de 70 años de edad, dejo un momento el espectáculo en manos de sus coros y músicos para despojarse del elegante traje azul que vestía y regresar con prendas más coloridas, como un pantalón, chaleco y corbata en tono rojo, más una camisa blanca. Siguió “Melina” y “Fresa salvaje“.
“Ahora hay una pregunta, una que todavía no acierto a contestarme a mi mismo: ¿Amor mío qué me has hecho?”, dijo antes de entonar el tema del mismo título para beneplácito de la gente que le sigue la pista desde los años 60, 70 y 80, aunque entre el foro también había público de las siguientes generaciones, que a través de sus padres adoptaron la música de Camilo Sesto.
“Tengo que agradecerles de corazón que estén aquí, para mí es muy importante. De donde hayan venido sé que es de corazón”, externó. “Jamás”, ¿Quieres ser mi amante?”, “El amor de mi vida”, “Amor de mujer”, “Qué más te da”, “Algo de mi”, “Vivir así es morir de amor” y “Perdóname” marcaron la recta final del concierto.
A lo largo del evento, como lo prometió, complació con canciones que le pedían, aunque no estuvieran en lista. Así cantó a capela “Ven o voy” y “Piel de Ángel”. Otro detalle a resaltar fue la presencia de su hijo Camilo Blanes, quién desde hace algunos años también ha incursionado en la escena musical.

A su paso por México con esta gira, Camilo Sesto sólo piso tres escenarios en días de mayo, la Arena Monterrey (16), la Arena Ciudad de México (18) y Acrópolis de Puebla (20), poniendo siempre al frente la bandera nacional para demostrar lo importante que sigue siendo este país para él.

Con un “nos seguimos viendo, no me olviden…” y la interpretación de “El Rey” a dueto con su hijo, Camilo Sesto marcó el “hasta pronto”.