Una fuga de diésel por toma clandestina en San Francisco Tláloc generó que varios vecinos llegaran al punto para robar el combustible a pesar de la presencia de autoridades municipales, estatales y de la paraestatal.

La mañana de este lunes fue reportada la columna del hidrocarburo que alcanzó 15 metros, aproximadamente, en unos terrenos de cultivo del municipio de San Matías Tlalancaleca.

Debido a que no había vigilancia en el punto, varios pobladores llegaron a pie y en vehículos con galones, cubetas, bidones y otros recipientes para apoderarse del diésel.

Ante la rapiña, policías municipales, estatales y de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex) arribaron al punto pero los habitantes continuaron con el acarreo ilegal.

Cerca de las 14: 00 horas, Pemex reportó a través de un comunicado que los trabajos habían sido controlados e invitó a la población a evitar estas acciones de obtención ilícita de hidrocarburos que ponen en grave riesgo su vida y la seguridad de todos los pobladores.