El gobernador Omar Fayad presidió la instalación del grupo directivo de la Estrategia Nacional de Inclusión Social, cuyo objetivo es combatir la pobreza que existe en la entidad, aumentando el acceso a la educación, salud y a una mayor seguridad social para las personas que más lo necesitan, para lo cual se destinarán recursos por un monto de 2 mil 53 millones de pesos.

Fayad destacó que en la reunión estaba toda la representación de los gobiernos municipales, federal y estatal. Dijo que se trataba de la reunión más importante en el combate al rezago y a la pobreza, para acabar con el regazo histórico y social de Hidalgo.

Consideró que el principal problema que se ha tenido en los últimos años en Hidalgo, es la falta de coordinación para poder llevar acabo las acciones necesarias y ante esa falta de coordinación y de hacer las cosas por separado, ha tenido sus consecuencias, y quien paga las consecuencias de eso es la gente que más lo necesita.

Hablar de rezago y de pobreza debe ser de todos los días, porque es el principal problema que enfrentamos y porque ahí, dentro del rezago, están los 7 puntos torales con que se califica a un pueblo, para decir si está bien o está mal, si está pobre o no, si le falta salud, si tiene vivienda, si hay educación, o no”.

El mandatario estatal citó que hasta el 2014, desgraciadamente creció la pobreza en Hidalgo, “lejos de abatirla, creció la pobreza, y hay que hacer un análisis serio de porqué nos crece la pobreza”.

Consideró que cada quien jala por su lado, y los municipios hacen lo que ellos consideran que es lo que se tiene que hacer en sus municipios, el gobierno estatal anda por su lado haciendo lo que cree es fundamental y ni la entidad no se coordinan con los municipios ni con la federación y cada quien hace las cosas por su cuenta.

Por ello, apuntó que no pasó en los últimos 6 años en materia de coordinación, hizo que la pobreza extrema creciera en Hidalgo. No obstante, dijo que en el caso de la pobreza moderada, en Hidalgo se mejoró.

Fayad indicó que para hacerle frente a la desigualdad en el estado habrá de realizarse un ejercicio de aplicación de recursos transparente de 2 mil 53 millones de pesos; mismos que también habrán de destinarse a rediseñar las políticas públicas en los rubros de salud, seguridad social y calidad en los espacios de vivienda, mismos que presentaron un decremento en la última evaluación.

Explicó que de este dinero, 249 mdp los va a ejercer el gobierno y mil 804 mdp los va a ejercer los alcaldes a través del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS).

Tenemos 24 meses para abatir este rezago”, dijo Fayad, por ello, reiteró a sus secretarios que si no cumplen se irán y a los delegados federales advirtió que si tampoco cumplen esa meta, va a rajar para que los quiten.

Dijo que deben poner un esfuerzo, pues si no mueven indicadores, van a tener el reclamo social, por lo que se tienen que mejorar esos indicadores.

Reconoció que el FAI no llega desde enero, y aunque hasta ahora a nadie le ha llegado, les indicó que les irá llegando los recursos cada mes, por lo que pidió los cuiden.

Fayad anunció que este año con la Sedesol hay el compromiso de tener la cobertura total de estancias infantiles en Hidalgo.

Además, con Liconsa, de los 200 mil beneficiarios de leche que hay actualmente, ya le autorizaron 20 mil más para cubrir pobreza alimentaria.

Anunció que habrá un nuevo centro de leche de Liconsa, como el que hay en Francisco I. Madero, para lo cual pidió la posibilidad de que en la región de Tulancingo se considere la instalación de ese centro.

Por último, señaló que recibió a Hidalgo con 2 comedores comunitarios y para diciembre habrá 28 comedores comunitarios.