Lamentablemente en las últimas semanas y días se han puesto de moda y quedan a modo para algunos aprovechados las agresiones a los comunicadores.

Y como se da en todo caso que afecta a los diferentes sectores de la sociedad, de que hasta que ocurre algo malo se ven las cosas que en realidad suceden y por las que los comunicadores tienen que pasar para poder cumplir con una labor con la que alguna vez soñaron que podían contribuir a cambiar las cosas.

Sin embargo, en los tiempos actuales y ante la situación que aqueja al sector en cuanto a las amenazas, hostigamiento y hasta muertes, es de lamentar que también se conviertan en una moda que cada día afecta a diferente sector de la sociedad, y que como todo lo que implica en cada caso, haya quienes mantengan su actitud de intentar quedar bien ante toda circunstancia de la que solamente buscan los reflectores y que sabe que no hará nada más fuera de sus pronunciamientos y comunicados, además de propuestas que en algunos casos solamente  reflejan las verdaderas intenciones.

Luego de que en Tribuna hace más de una semana se manifestara un grupo de comunicadores locales por la muerte de algunos periodistas en otras regiones del país y las amenazas que  sufren otros, rápidamente salieron los defensores de todas las causas nobles y comenzaron hacer declaraciones y propuestas que más que ayudar al gremio eran mero protagonismo.

Un caso muy claro es el protagonizado por el diputado local Ernesto Vázquez Baca, quien después de indignarse por lo que sucede en materia de seguridad en este gremio, en su afán de atraer los reflectores presentó una iniciativa en el Congreso local para incorporar en la legislación penal de Hidalgo, como homicidio calificado, a quién prive de la vida a las y los periodistas por motivo de su actividad.

Lo cierto es que la reacción fue inmediata ya que entre el gremio se destacaron las “bondades” de la propuesta,  de la que se dijo que de por sí la muerte de cualquier persona, sin importar su desempeño ya es algo grave, y que sin importar de quién se trate debe haber una investigación a fondo y se castigue con todo el rigor de la ley a quien cometa un homicidio y aún más si está de por medio la violencia, por lo que los comentarios de los comunicadores fueron de rechazo y de que el legislador solamente demostró nuevamente su afán  de protagonismo como suelen hacer algunos de sus compañeros de legislatura y bancada.

Ya es tiempo de que por la gravedad de la situación se dejen a un lado los fines de protagonismo y realmente se trabaje con más seriedad por parte de algunos legisladores en propuestas serias y que ayuden a prevenir situaciones de riesgo no solamente para este gremio sino para toda la ciudadanía, ya que en este caso de acuerdo con conocedores del tema y las leyes y que además son comunicadores.

Con propuestas como la anterior queda demostrado que el diputado  Vázquez Baca piensa que con ello tienen asustados o arrinconado a los delincuentes, y que estos no van a cometer un delito más de esa naturaleza, además de que parece que el legislador, como todos los que ven que en el país no pasa nada, no se ha dado cuenta que los delincuente, han demostrado de sobra que le han perdido  el miedo y respeto no solo a  las autoridades y la ley, sino hasta a quienes los vio nacer.

COMPARTIR