La atracción de la elección ni la segunda vuelta ante lo cerrado de la elección como en el Estado de México solucionará el tema de fondo que es el creciente gasto excesivo en campañas, el desvío de recursos públicos, prácticas clientelares, compra de votos, entre otros aspectos que son violatorios a la ley.

Así lo expresó, Luis Carlos Ugalde Ramírez, ex presidente del extinto órgano electoral IFE y que ahora es Instituto Nacional Electoral (INE), tras afirmar que el problema central de la democracia mexicana se llama “exceso de dinero que genera corrupción”, lo cual es un fenómeno generalizado en todo el país, “ninguna entidad federativa se salva”.

“El centralizar las acciones electorales no resuelve los problemas estructurales que tanto han sido criticados, por lo que el enfrascarse en tema de los votos en la elección del domingo como acusa Morena, es estéril, además de que lo ha hecho repetidamente”, subrayó el analista político.

De igual forma, se apostó porque los actores políticos le entren de lleno a la discusión de fondo de los “vicios y malas acciones que generan corrupción antes, durante y después de una elección”.

Ugalde Ramírez, actual director de la firma Integralia Consultores, insistió que el uso creciente de dinero, el uso de recursos públicos, el pago de cobertura informativa, la falta de fiscalización de los recursos Estatal y municipal, uso de efectivo, la contratación de obra pública, etcétera, son aspectos muy ajenos a la organización del proceso electoral, así sea un “instituto ínter galáctico electoral quien sea el árbitro de la contienda las cosas no cambiarán, habrá que solucionar de fondo lo anteriormente expuesto”.

Al hacer un balance de las elecciones en Nayarit, Estado de México, Veracruz y Coahuila, el ex funcionario federal opinión que lo rescatable es que los comicios se celebraron de manera libre y con tranquilidad, pues mucha gente salió a votar con esa confianza.

“Hubo castigo para el PRI en Nayarit y la alianza PAN-PRD ganó con margen enorme; en Veracruz, Morena y PRD ganaron en ciudades importantes; en Coahuila la elección está muy competida y en el Estado de México gana PRI pero Morena crece exponencialmente en su preferencia de voto.

Por último, evitó analizar si ganó o perdió el ex gobernador poblano con estos resultados, dijo no entrarle a las especulaciones.