En busca del rescate del pulque, del cual era pionero y que a la fecha se ha ido extinguiendo, el municipio de Zempoala estará integrando un proyecto de viveros de maguey de hasta 20 mil hectáreas con apoyo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del Estado de Hidalgo (Sedagro) y el Consejo Técnico Consultivo Nacional de Sanidad Animal (Conasa).

El alcalde Héctor Meneses Arrieta, informó que con apoyo de la dependencia estatal se integrará apoyo para viveros de maguey en la región, considerando que fue uno de los municipios altamente productivos en este sentido, al igual que en la generación de pulque, de ahí que existan hasta 19 haciendas en las diferentes comunidades de Zempoala.

No obstante y pese a la casi extinción del maguey, Zempoala estará rescatando la producción entre los habitantes del campo al integrar dicho proyecto de viveros  con apoyo de las dependencias.

Sin embargo, el alcalde mencionó que dicho plan está destinado para un periodo de seis años en donde tienen como meta la plantación de 20 mil hectáreas iniciando con un vivero de cuatro hectáreas que se establecerá en cinco mil metros de terreno.

Héctor Meneses recordó que el municipio fue altamente generador en la producción de pulque, por lo que buscarán el rescate de esta actividad en la región como apoyo e impulso para las actividades campesinas.

En este tema, el secretario de Desarrollo Agropecuario del estado Carlos Muñiz Rodríguez indicó que el maguey está en peligro de desaparecer por lo que desde la dependencia y en conjunto con otros municipios además de Zempoala, como Apan, Tepeapulco y Almoloya se busca plantar millones de magueyes.

El proyecto de plantación de magueyes y reforestación de zonas donde eran actividad prioritaria ya tiene un avance en Tasquillo y en Tula con alianza con la cementera Cruz Azul produciendo un millón de plantas de este tipo.

Por lo anterior el secretario señaló que la reforestación en los municipios permitirá a su vez la integración de especies como el conejo, liebre, codorniz, y los escamoles que también se han ido perdiendo en los municipios.

FOTOArchivo/Síntesis
COMPARTIR