La Selección Mexicana corre un gran riesgo en la Copa Confederaciones de Rusia 2017, dejando a un lado a sus rivales, sino hablando sobre el tema de las medidas que ha implementado la FIFA.

Los aficionados mexicanos tienen como costumbre gritar “eh puto” cada vez que el portero rival realiza un saque de meta y ahora el grito podría afectarle a la Selección Mexicana.

Debido a lo anterior los partidos de la Selección Mexicana podrían verse afectados siendo suspendidos si el famoso grito de la afición ( “ehhhh puto”…) persiste; después de que la FIFA implementó un proceso de tres pasos para contrarrestar estos actos discriminatorios.

1.- Se llamará la atención de los aficionados mediante el sonido local cuando se manifieste el polémico grito de la afición.

2.- Se detendrá el encuentro hasta que los actos discriminatorios se detengan.

3.- De continuar los insultos por parte de los aficionados, el arbitro podrá dictaminar cancelar el encuentro.

Dentro de la Copa Confederaciones habrá un grupo de observadores que se encargarán de reportar cualquier tipo de acto discriminatorio; y ahí empezarán a llevarse a cabo los 3 puntos mencionados con anterioridad.