Hasta un 50 por ciento de las mil 500 hectáreas de durazno que se producen en el municipio de Atltzayanca, se han visto afectadas por las fuertes lluvias que se han registrado en la zona oriente del estado de Tlaxcala.

El presidente municipal, Noé Parada Matamoros, informó que las afectaciones que han sufrido los durazneros han derivado de las granizadas presentadas en las últimas semanas, lo que ha impactado directamente en el precio del producto.

Y es que al encontrarse en plena temporada de venta de durazno, los productores de Atltzayanca han visto mermada no únicamente su producción, sino las ganancias que se tenían previstas para este año.

Sin embargo, de las 750 hectáreas que aproximadamente se han visto afectadas, el presidente municipal informó que en la mayoría de los casos no se trata de pérdida total sino parcial.

En contraste, el presidente municipal informó que el temporal ha sido provechoso para los productores dedicados a la siembra de otros cultivos como el maíz, avena y calabaza.

De manera particular, presumió que los productores de calabaza han tenido ganancias importantes, al grado que a la fecha se tiene registro de mil 500 hectáreas cultivadas de esa  verdura.

“Se siembra el maíz como la principal actividad, también avena que se utiliza como forraje para el ganado, pero también una superficie importante de calabaza pues han encontrado una opción porque el precio de la semilla siempre se mantiene en niveles altos y eso ha dado alternativa para mejorar el ingreso de los productores”.

El edil informó además que recientemente el municipio registró la visita de funcionarios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), quienes ofrecieron ceñirse al apoyo que dan las autoridades federales en lo que respecta a la cobertura del seguro agrícola y evitar que las afectaciones sean mayores por los fenómenos climáticos.

Noé Parada Matamoros señaló que ya dependerá de los productores del campo la posibilidad de ceñirse a los apoyos que libere la dependencia del gobierno de la república, sobre todo en aquellos casos que se han registrado pérdidas, no obstante que apenas comienza la temporada de lluvias 2017.

COMPARTIR