Tal parece que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) será una verdadera pesadilla para el PRI y para el PAN en los próximos comicios concurrentes del 2018 en Puebla.

Si alguien pensaba que los discípulos de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) nunca iban a lograr acuerdos por las envidias están muy equivocados.

Morena parece el partido más organizado y con mejor presencia en el estado.

Y los hechos así lo demuestran.

Ayer quedó claro que la figura del peje está muy por encima de los intereses de cualquiera de sus nuevos militantes y posibles candidatos.

De entrada, el senador Luis Miguel Barbosa Huerta logró llevarse la nota del día anunciando la posible dupla doble A (Alejandro Armenta Mier-Rodrigo Abdala Dartigues) de cara al 2018 por Morena.

De ser así, entiendo que al interior de Morena se logró un acuerdo cupular para lanzar a Armenta y a Abdala a fin de buscar, con mayor probabilidad, la gubernatura del estado y la presidencia municipal de Puebla.

Formula que, hay que decirlo, parece muy atractiva.

Ya sólo habría que medir qué tanto le pudiera pegar al posible proyecto electoral de Morena el hecho de que el ex priista haya sido un personaje cercano al “gober precioso”, Mari Marín Torres.

Porque aunque la gente vive el momento y vota de la misma forma -sin pensar en el pasado-, habrá que recordar que el fenómeno del gober precioso siempre ha sido un factor negativo tanto para el PRI y para quienes formaron parte de su grupo más cercano.

A pesar de ello, lo que Morena parece haber logrado es el reto más difícil que tenía de cara a los comicios entrantes: lograr acuerdos para que todos sus protagonistas estuvieran conformes con los principales candidatos.

En personal sé que el presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres (JJ), está comprometido al cien por ciento con el proyecto de gobierno de AMLO.

Tanto que está convencido de ceder en sus pretensiones para que el personaje mejor posicionado y con mayores posibilidades de triunfo compita en el 2018 por el gobierno del estado.

José Juan no tiene empacho en sumarse al proyecto que el peje y su dirigencia en el estado designe para competir por el ayuntamiento y el gobierno el próximo año.

Y la razón es muy simple: hay tiempo y edad de sobra para buscar nuevos cargos más adelante.

El objetivo de Morena hoy por hoy es hoy lograr acuerdos, consensos y un proyecto sólido que le permita competir con fuerza y le dé posibilidades de triunfo en las elecciones presidenciales.

En ello trabajan los líderes y cerebros de Morena en Puebla, entre ellos el senador Luis Miguel Barbosa.

Porque si Barbosa decidió asumir la misma actitud que JJ para permitirle a Morena una campaña con candidatos jóvenes y con buena imagen entonces sí que tiene ganas de triunfar con el peje.

Y entonces sí que Morena va con toda la intención de apropiarse de Puebla.

Así que todo parece indicar que el partido y AMLO caminan bien y con rumbo al 2018 en Puebla.

Cuentan con un partido de  mucho cuidado.

Sobre todo porque el rival a vencer, sin duda, es el morenovallismo.

Así que me parece que Morena y el PRI esperaran los tiempos y el nuevo escenario nacional político-electoral para decidir su futuro.

Por lo pronto, el del peje parece el partido más y mejor organizado porque en el PAN y en el PRI la guerra interna continúa sin tregua alguna.

Los distintos grupos se siguen dando con todo y no se ve para cuando resuelvan sus diferencias.

Ya veremos hasta dónde logra Morena capitalizarlo.

—————————

La fuerza de cambio de RVM

El morenovallismo en pleno se arremolinó y dejó ver ayer durante la presentación del libro del ex gobernador poblano y aspirante a la candidatura presidencial del PAN, Rafael Moreno Valle Rosas.

Encabezados por el gobernador Tony Gali y el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, el grupo panista-morenovallista abarró el Auditorio de la Reforma y dejó sentir su poder al grito de “¡Rafa presidente!”.

Muy cómodo se dejó ver el ex mandatario, quien saludó de mano a sus principales invitados, particularmente a quienes gobiernan el estado, a sus ex colaboradores.

A todos quienes lo acompañaron al cierre de su gira.

Entre los invitados estuvieron, además, Marcelo García Almaguer, coordinador general de comunicación y agenda Digital; Jorge Aguilar Chedraui, líder del Congreso del Estado; Diódoro Carrasco Altamirano, secretario general de gobierno; Gerardo Islas Maldonado, titular de la secretaría de desarrollo social; Jesús Morales Rodríguez, titular de la SSP; Michel Chaín Carrillo, titular de la secretaría de competitividad, trabajo y desarrollo económico; Mario Riestra Piña, secretario general del Ayuntamiento de Puebla; Patricia Vázquez del Mercado, titular de la SEP; Javier Lozano Alarcón, titular de la oficina del gobernador Tony Gali; al  presidente del TSJE, Roberto Flores Toledano; diputados locales, federales, regidores, presidentes municipales, dirigentes de algunos partidos, entre otros.

Todos, en varios momentos de la presentación del libro, sumados en un solo grito que vitoreaba al ex mandatario.

No hay duda que RMV es el rival a vencer en los próximos comicios locales, sea o no sea candidato presidencial.

Ayer quedó clara su fuerza política en Puebla.

posdatasintesis@yahoo.com.mx

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

COMPARTIR