Situación tensa en ‘Can Barça’. Neymar y Nélson Semedo han estado a punto de llegar a las manos tras un enganchón, tuvieron que ser separados por sus compañeros, durante un entrenamiento del Barcelona en Estados Unidos.

El crack azulgrana tuvo que ser separado por Mascherano y Busquets tras forcejear con Nélson Semedo en el último entreno. En las imágenes, publicadas en exclusiva por Daily Mail, Neymar se revuelve, forcejea con el lateral y ambos se encaran. Al final, el brasileño se quitó el peto, dio un pelotazo y abandonó el entrenamiento, que no completó, con un evidente enfado. Todo bajo la mirada de un atónito Ernesto Valverde.

Según el rotativo inglés, el jugador abandonó completamente las instalaciones en coche, sin esperar a sus compañeros, que siguieron entrenando.

Nota original: marca.com

FOTOEspecial
COMPARTIR