México, 12 Ago (Notimex).- A través de 12 presentaciones nacionales e internacionales en las que no solo el piano tiene la voz protagonista, llega la edición 21 del Festival de Piano “En Blanco y Negro” al Centro Nacional de las Artes (Cenart), del 31 de agosto al 1 de octubre.

Con respecto a esta vigésimo primera edición, el director general del Cenart, Ricardo Calderón, y el curador artístico, Lázaro Azar, en entrevista telefónica con Notimex, detallaron las participaciones que contempla el programa este año.

“El punto de originalidad que comprende esta edición es que el invitado es la voz humana, la cual participa como invitada de honor en dos conciertos”, señaló el director general del Cenart, sobre al que también nombró el Festival más antiguo que se desarrolla en el recinto.

Por su parte, Lázaro Azar mencionó que en este punto, durante el concierto inaugural, se ejecutará la versión para piano del compositor austriaco Gustav Mahler (1860-1911), con la “Canción de la Tierra”, en la que tomará parte el pianista mexicano Abdiel Vázquez.

“Quien tiene una gran carrera en Nueva York como pianista coacheando a los cantantes de la Metropolitan Opera House. Era el pianista indicado para hacer esta obra y qué mejor que es mexicano”, añadió.

Además, durante el recital, enfatizó la participación que tendrán los cantantes norteamericanos, por un lado el tenor Joshua Dennis y el barítono Michael Chioldi.

Este último, comentó, “es tal vez el mejor Rigoletto de la actualidad y fue nuestra primera elección y una vez que contamos con su consentimiento para poder estar estas fechas con nosotros, le pedimos que él nos sugiriera qué tenor podía cantar con él para que hiciera una buena fusión con su voz”.

“Nos propuso cinco cantantes, a los que audicionamos vía internet y el que mejor embona musicalmente es Joshua Dennis, que es una figura bastante sólida en los escenarios norteamericanos”, reveló el curador artístico desde las dos ediciones pasadas.

Sobre la participación mexicana en esta edición, explicó que la maestra Guadalupe Parrondo y el maestro Rodolfo Ritter, ambos artistas que cuentan con mucho cariño del público mexicano, forman parte del grupo de concertistas de Bellas Artes.

“Para esta ocasión traen obras elegidas por ellos mismos, una obra original para dos pianos que es la Sonata de Brahms que fue a la vez la quinienta, sobre la cual Brahms compuso su primer concierto para piano”, agregó.

En cuanto al demás trabajo de selección de las obras, Azar dijo que “de entrada le echamos un ojo a las conmemoraciones de este año; este año se cumplen 80 años de varios compositores que murieron como el estadounidense George Gershwin (1898-1937), los franceses Albert Roussel (1869-1937) y Maurice Ravel (1875-1937)”.

A lo que dijo “había que decidirnos por uno, y el que más aportó de todos ellos para el repertorio pianístico fue Ravel. Entonces me puse a buscar qué pianista había hoy en día que hiciera un gran recital de Ravel y este año un joven pianista alemán Alexander Krichel está ganando muchos premios con un disco que sacó dedicado al autor”.

Por dicha razón prosiguió a contactarlo y proponerle hacer un programa de Ravel y añadió “cuando supo que este año el festival gira en torno a la voz me propuso hacer dos grandes ciclos de Ravel para enmarcar dos grandes obras que tuvieran relación con la vocalidad”.

Por lo tanto el programa empieza con la suite de cinco piezas para piano “Miroirs” (Espejos), mientras que la segunda parte continúa con un ciclo de canciones populares de Bethoveen y termina con la gran obra de Ravel, “Gaspard de la nuit”.

Además, habló sobre los 25 años de la muerte del francés Olivier Messiaen (1908-1992), a quien se le rendirá un homenaje con un concierto a cargo del inglés Steven Osborne, que va a tocar “Veinte miradas al niño Jesús”, obra cumbre del catálogo del compositor.

Seguido del gran ciclo de obras que es la “Suite Iberia”, del compositor español Isaac Albéniz (1860-1909), que fue una propuesta que hizo el maestro cubano Jorge Luis Prats.

De quien Azar dijo: “Ya teníamos en la mira de invitarlo a que participara en este festival desde hace varios años pero en parte por sus compromisos de agenda internacional y el año pasado por problemas de salud, hasta este año tenemos el honor de que participe en el encuentro”.

“Él fue el que me dijo que este año estaba trabajando en estas suites, las cuales son bien recibidas, es un gran honor porque es una obra sumamente compleja que rara vez se escucha completa en un concierto”, subrayó.

Otro punto que sale de lo habitual en estos conciertos que se llevarán a cabo en el Cenart es el homenaje por los 30 años de la muerte del italiano Liberace (1919-1987), el gran “showman” del piano, apuntó.

“Vamos a tener un concierto con la mezcla de crossover que tenía Liberace entre lo clásico y popular a cargo del estadounidense Philip Fortenberry, el pianista oficial del museo Liberace en Las Vegas y que fue quien dobló las manos de Michael Douglas en la película galardonada por varios premios ‘Behind the Candelabra’”.

Para la conclusión del festival, mencionó que el 1 de octubre habrá arreglos para piano solo de la Quinta sinfonía de Bethoveen y para dos pianos de la Novena sinfonía del compositor con coro para ejecutarla siguiendo las indicaciones del compositor.

Además de un cuarteto vocal y un conformado por cuatro de los jóvenes mexicanos con mayor presencia internacional, “y que por desgracia pocas veces tuvimos el privilegio de escucharlos en México”, comentó el curador.

El cuarteto vocal está conformado por la soprano Karen Gardeazabal, becada por Plácido Domingo en la Ópera de Valencia; Cassandra Zoé Velazco, solista en el Metropolitan Opera House; el tenor tapatío Benito Rodríguez, de la Ópera de Berlín, y el barítono sinaloense Germán Olvera, quien recientemente captó todos los reflectores en el Teatro Real de Madrid.

Respecto a las localidades para asistir a los conciertos, Ricardo Calderón, enfatizó sobre una “promoción de boletos al 2×1 que continuará vigente en las taquillas del Cenart hasta la fecha del primer concierto el 31 de agosto. Una oportunidad muy interesante para poder adquirir boletos con el 50 por ciento de descuento”.

Por otro lado, también informó que en el Cenart se llevará a cabo un homenaje a la vigésima edición mediante una exposición con las fotografías de los 21 pianistas que tomaron parte en la edición del año pasado.

Además de la edición de un folleto en reconocimiento a los 155 pianistas que a lo largo de 20 años han colaborado con el Festival, “a lado de otros también importantes como el público que los sigue dedicados a la música antigua, de cámara, al jazz europeo y mexicano”, señaló Calderón.

Debido a que el festival es sugerido para niños de ocho años en adelante, también hizo énfasis de las diversas opciones que se llevan a cabo en el recinto, “tenemos también ciclos de actividades para niños, justamente a las que entran desde bebés de brazos hasta el abuelo”.

La edición 21 del Festival de Piano “En Blanco y Negro” se llevará a cabo los jueves a las 20:00 horas, los sábados a las 19:00 horas y domingos a partir de las 13:30 horas, del 31 de agosto al 1 de octubre en el Auditorio Blas Galindo del Cenart.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre