Monterrey, Nuevo León. El Tecnológico de Monterrey recibió a la Cuarta Generación de Líderes del mañana, conformada por 202 jóvenes brillantes de todo el país, que serán becados al cien por ciento a lo largo de su carrera. Al mismo tiempo se lanzó la convocatoria 2018 para los aspirantes al programa que promueve la generación del conocimiento estratégico que México necesita.

Con esta cuarta generación, Líderes del mañana suma a 744 alumnos beneficiados, una cifra nada desestimable, pero aún alejada del propósito que tiene la institución, de becar a mil de manera permanente y para darle perpetuidad al programa hacen falta 300 millones de dólares, dijo Salvador Alva, presidente del Tec de Monterrey.

“Hoy tenemos recursos para 120 chicos de forma permanente y seguimos buscando más apoyo. Es importante saber que la mitad de estos recursos es gracias a que reorientamos el Sorteo Tec a esta causa. Se duplicaron las ganancias y es una forma en la que 1.5 millones de personas nos ayudan actualmente”, agregó.

La otra parte viene de aliados comerciales y empresariales o donadores voluntarios, cuyo apoyo se dirige a un fideicomiso, en el que permanece hasta el momento de darle uso, con total transparencia. Por otra parte, los chicos que son apoyados, adquieren un compromiso de reciprocidad, para que ellos en algún momento devuelvan a la sociedad el favor, en la medida de lo posible.

Líderes del mañana promueve la equidad e inclusión social en una universidad de calidad nacional e internacional, pero que también quiere ser incluyente, agregó Alva, porque la transformación social sin inclusión no es verdadera. De ahí la característica de los becarios: chicos con conciencia sobre las necesidades de su entorno.

Tec de Monterrey beneficia a 202 jóvenes con becas "Líderes del mañana"
FOTO: Víctor Hugo Rojas/Síntesis

“Líderes del mañana” es un complemento perfecto porque el Tec siempre ha buscado a los mejores alumnos del país y tiene becas de algún tipo, otorgadas a la mitad de ellos, pero nos estaba quedando la oportunidad de dar becas a gente brillante como ustedes, pero a quienes teníamos que darle la beca al 100 por ciento” dirigió Alva a la nueva generación del programa, cuya particularidad es buscar a jóvenes que también sean de escasos recursos, por lo que el Tec de Monterrey nunca fue una opción real para estudiar.

“Estos 202 alumnos estoy seguro que van a demostrarnos que, con las debidas oportunidades otorgadas, y obtenidas por el mérito y el talento de ellos mismos, nos los detendrá nadie. A nuestro país le urgen estos líderes, mujeres y hombres jóvenes con fuertes raíces en sus comunidades y gran sentido de pertenencia”, expresó José Antonio Fernández, presidente del Consejo del Sistema del Tecnológico de Monterrey.
FOTO: Víctor Hugo Rojas/Sïntesis

De la cuarta generación de Líderes del mañana, apadrinada por el reconocido doctor mexicana Alfredo Quiñones Hinojosa, quién llegó como indocumentado a Estados Unidos y hoy es toda una eminencia y ejemplo a seguir, el 53 por ciento son hombres, es decir, hay 107 de este género, sobre 95 mujeres. Ingeniería en Mecátronica es la carrera que otorgó más lugares (28), seguida de Biotecnología (15) e Industrial y de Sistemas (14).

En tanto que el Campus que recibe a más alumnos de esta generación es Monterrey, con 23 alumnos, seguido de Puebla con 21 y Guadalajara con 20. De entre los 202 chicos, se detectan a 24 originarios de la Ciudad de México, 17 del Estado de México y 14 de Coahuila.

Laura Ruiz, directora del programa Líderes del mañana, indicó en entrevista que al estar ya la convocatoria 2018 abierta, jóvenes de todo México pueden aspirar a un lugar para la siguiente generación. El proceso de pre registros es vía internet y después se canalizan a los campus que ellos quieran, ya sea por el tipo de carrera que eligen o por el lugar de residencia.

Jorge Blando Martínez, director de Sorteos Tec, concluyó que este es un programa que une esfuerzos de la institución, sociedad civil, empresas y del gobierno federal -al otorgar los permisos pertinentes-. Y que la invitación es a apoyar al talento, a ser una sociedad filantrópica, a que los gobiernos volteen a ver más este tipo de acción que al final, benefician al país.