Apenas el 4 de noviembre de 2016, especialistas del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) hicieron un hallazgo importante, al encontrar la firma de Juan O’Gorman (Ciudad de México, 6 de julio, 1905 – Íbid., 17 de enero, 1932) en la fachada sur de una de las primeras casas funcionalistas que construyó el arquitecto en 1932 para Diego Rivera, ubicada en San Ángel.

Develan firma de Juan O´Gorman en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida KahloEl rescate de esta firma con dimensiones de un metro por 40 centímetros fue presentado en presencia de Guadalupe Rivera Marín, hija de Diego Rivera (Guanajuato, Gto., México, 8 de diciembre, 1886 – Ciudad de México, 24 de noviembre, 1957)  y ha quedado al descubierto en el inmueble que hoy es sede del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, para apreciación del público.

Lidia Camacho, directora del INBA, señaló que las casas gemelas de Diego Rivera y Frida Kahlo, construidas por encargo del muralista al arquitecto Juan O’Gorman, son un ejemplo destacado entre las primeras obras funcionalistas en Latinoamérica, ya que incorporan de manera notable el estilo conocido como orgánico mexicano, que promueve la armonía entre el hábitat humano y el entorno natural.

“Para mí es un privilegio celebrar con ustedes el hallazgo y rescate de las firmas autógrafas del arquitecto O’Gorman, del propietario original de la casa, Diego Rivera, y en un acto muy noble de reconocimiento, también la firma del maestro Alvarado, el albañil que ejecutó este proyecto”.

Aseguró que la recuperación de este registro que data de 1932, contribuye a documentar el valor histórico y estético del inmueble, declarado Monumento Artístico de la Nación en 1998 y refrenda el compromiso de la Secretaría de Cultura de velar por la preservación de la memoria y patrimonio de todos los mexicanos.

Alfredo Ortega, coordinador del Acervo Inmueble del Conjunto Funcionalista de Juan O’Gorman, destacó que el hallazgo de esta firma revela que el artista veía a sus creaciones arquitectónicas como obras de arte y que estos espacios vanguardistas aún guardan secretos por descubrir.

Fue Cristina López Uribe, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien localizó en una fotografía tomada por Guillermo Kahlo al inmueble, la cual está resguardada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), la existencia de esta firma que no había sido descubierta durante los procesos de restauración realizados a las casas en 1996 y 2012.

Tras este hallazgo, en las obras de mantenimiento del inmueble del año pasado, especialistas del Centro Nacional de Conservación y registro del Patrimonio Artístico Mueble del INBA, procedieron a ubicar el lugar preciso y llevar a cabo las acciones de recuperación, a través del retiro con bisturí de las distintas capas de pintura que la mantenían oculta.

Guadalupe Rivera, hija del muralista Diego Rivera, quien fuera el propietario del inmueble, celebró el descubrimiento de las firmas de O’Gorman, Rivera y Alvarado. “Me parece importantísimo, porque la existencia de la casa ya son muchísimos años y es un símbolo de la Ciudad de México”.

Recordó que fue la primera casa de arquitectura moderna que se hizo en la capital mexicana y que en su momento fue un escándalo, ya que incluso hubo protestas, pues la gente consideraba que estaba fuera de lugar en una zona como la de San Ángel y que era “muy fea”.

A partir de ahora, el público visitante podrá apreciar la firma que Juan O’Gorman plasmó en esta obra arquitectónica que concibió para su amigo Diego Rivera, la cual se localiza en la parte superior de la fachada sur de la que fuera la Casa Estudio del muralista.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre