El gobierno de Estados Unidos renovó este martes su alerta de viaje a México. En esta ocasión, incluyó zonas turísticas de Quintana Roo y Baja California Sur, debido a un supuesto incremento de delitos.

En la alerta, el Departamento de Estado norteamericano señala que ciudadanos estadounidenses han sido víctimas de crímenes violentos, como homicidios, secuestros y robo.

Lo anterior como resultado del aumento de la presencia de organizaciones criminales en Baja California Norte, Baja California Sur, Chiapas, Colima, Guerrero, Quintana Roo y Veracruz.

En el caso de Quintana Roo, sostuvo que en 2017 se registró un incremento en las tasas de homicidio, respecto al año pasado, en zonas turísticas de Cancún, Cozumel, Palya del Carmen, la Riviera Maya y Tulum, pues se han desatado balaceras entre grupos delictivos por el control de las plazas o con autoridades mexicanas.

Los tiroteos han tenido lugar en espacios públicos a plena luz del día. Han habido balaceras en las que civiles inocentes fueron heridos o murieron“, indicó el documento.