Dembélé ha sido presentado como nuevo jugador del Barcelona. El jugador galo ha afirmado que “no ha venido a sustituir a Neymar”.

“No vine a sustituir a Neymar, el Barcelona necesitaba un jugador en esta posición y me llamaron, lo daré todo en este club, tengo mucho que aprender y a eso he venido”. “Neymar es un gran jugador y yo soy muy joven, aprendo todos los días porque solo tengo 20 años, he venido a crecer todavía más”, dijo en su presentación.

Considera su fichaje como un sueño y tiene ganas de formar parte del grupo: “Estoy encantado, es un sueño hecho realidad. A los ocho años ya miraba los partidos del Barcelona y por eso cumplo un sueño, he seguido el juego y sus títulos, he disfrutado mucho con ello. Estoy muy contento por estar aquí, no sé si acabo de darme cuenta de ello, pero esto irá pasando cuando me incorpore a los entrenamientos, el estadio es impresionante”.

No cree que el precio de su traspaso suponga una presión: “El precio no supone ninguna presión, el mercado se ha vuelto un poco loco pero tengo 20 años y trato de hacer mi trabajo y ayudar al equipo, no presto atención a estas cantidades”.

Valora positivamente al técnico: “Valverde me dijo que me esperaba en el club y aquí estoy, he jugado contra su equipo con el Dortmund y sé que tiene las ideas muy claras, es muy buen entrenador”.

Sobre su estilo de juego: “Trato de utilizar las dos piernas y he progresado aunque prefiero llevar el balón con el pie izquierdo y golpear el balón con el derecho. No tengo problemas en jugar por la izquierda o la derecha, me gustan ambas por igual. Trabajo con ambas piernas desde hace año y el trabajo da sus frutos, sigo mejorando todavía con ambas”.

Guarda una buena relación con Umtiti: “”Nos entendemos bien con Umtiti, somos buenos amigos y nos llamamos a menudo, será importante para mí porque es francés, igual que Lucas Digne, y ambos me ayudarán a adaptarme. No sé por qué Umtiti me llama ‘mosquito’, empezó a hacerlo en la selección, habrá que preguntárselo a él”.

Nunca perdió la fe de firmar como azulgrana: “Tenía confianza en firmar por el Barcelona y sabía que era cuestión de días o semanas, mantuve la lucidez porque estaba muy contento y este período ha sido delicado porque no estaba jugando. Con el Dortmund las cosas fueron bien salvo al final, y fue mi culpa, lo sé, pero quizá no hubiera podido venir si no lo hacía y el Dortmund lo sabía”.

Para terminar, no participará con la selección. De ahí que haya confesado: “Hablé con Deschamps y le expliqué que llevaba semanas sin entrenar pero también lo daré todo con Francia”.