Nuevo capítulo en el enfrentamiento Checo Pérez-Ocon. Pero esta vez uno de los más pacíficos de las últimas semanas. Después de la frase incendiaria de Ocon, donde llegó a asegurar que Checo había puesto en peligro sus vidas y de la amenaza del presidente de Force India a ambos pilotosel galo y el mexicano no han tenido más remedio que firmar la paz por el bien del equipo.

Y lo han hecho en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Monza. Con Vettel entre medias de ambos, los pilotos han querido, o al menos de cara al público, olvidar sus diferencias.

“Es verdad que en las últimas carreras hemos tenido un par de incidentes, pero ya hemos tenido una conversación privada y ahora es momento de mirar hacia delante. Cada uno tiene su opinión sobre lo que pasó, los ingenieros, los fans, nosotros… y cada uno tiene una visión diferente sobre ello. Pero ahora es momento de ir todos juntos y ayudar al equipo a conseguir el objetivo de quedar cuartos en el mundial de constructores. Para ello no podemos permitirnos el lujo de seguir perdiendo puntos, porque ya hemos perdido demasiados”, reconoció el Checo Pérez.

Un diálogo muy parecido que secundó su compañero de equipo: “Lo que pasó anteriormente ya pasó y no lo podemos cambiar. Como ha dicho Checo antes hemos tenido una conversación esta mañana y ahora hay que olvidar lo que pasó y trabajar muy duro para ayudar al equipo, que se lo merecen”.