Alrededor de 10 mil personas fueron evacuadas, la mañana de este miércoles, de los lugares públicos de Moscú, Rusia, por llamadas anónimas que alertaban de amenazas de bombas.

Según el reporte de las autoridades, los lugares donde se realizarían los posibles ataques serían universidades, centros comerciales y estaciones de trenes de Moscú. Ante ello, la Policía y las unidades de antiexplosivos realizaron los operativos necesarios para determinar la credibilidad de las amenazas y evitar una tragedia.

Entre los centros comerciales evacuados se encuentra GUM, situado junto a la Plaza Roja, Metrópolis y Afimall, ubicado en el distrito de Moscow City, el cual alberga los grandes rascacielos de Moscú.

Cabe destacar que al menos 20 llamadas anónimas con amenazas de explosiones se han registrado en la capital rusa durante los días lunes y martes, según informaron autoridades de Seguridad del país.

Algunos agentes del orden se han animado a adelantar que podría tratarse de un caso de “terrorismo telefónico“.

DEJAR COMENTARIO

Por favor, escribe tu comentario
Por favor, escribe tu nombre