Checo Pérez no pudo mejorar su genial quinto puesto de la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Singapur de Fórmula 1 y únicamente pudo ser octavo en la segunda sesión de trabajo.

Pese a ello, su resultado siguió siendo mejor que el de Sebastian Ocon,compañero de equipo en Force India, que sólo pudo ser décimo.

Estas dos primeras sesiones de entrenamientos libres han demostrado que Marina Bay, circuito de chasis y no de motor, pide cosas distintas al resto de los circuitos por lo que las tres escuderías dominantes, sus seis pilotos, están muy igualados, más de lo que dicen los tiempos de la primera sesión.

Porque en las tandas largas que simulan las de carrera tanto de Ricciardo como Raikkonen aparecieron tiempos muy similares, por demasiado altos los de Bottas, mucho más cercanos que los obtenidos a una vuelta.

Daniel Ricciardo dominó las dos sesiones con amplio margen y a igualdad de neumáticos con Mercedes, con el ultrablando, desplazó a siete décimas a Hamilton y más de un segundo a Bottas. Aún con la habitual puesta de largo ‘pesada’ de Mercedes, la diferencia es importante, y más con el Ferrari de Raikkonen, a dos segundos.

FOTOEspecial
COMPARTIR