Una sinfonía de goles fue la que se dio este domingo en la cancha de Anoeta, porque la Real Sociedad y el Betis de Sevilla empataron a cuatro goles, en un juegazo en el que Andrés Guardado colaboró con una asistencia más para su equipo, mientras que Carlos Vela entró de cambio en el segundo tiempo.

El mediocampista mexicano sigue mostrando que cayó de pie en la escuadra sevillana, porque en el tercer gol de la escuadra visitante metió un pase filtrado preciso para Joaquín Sánchez, quien se enfiló al área y venció al portero para, al 46’, poner el momentáneo 2-3 en el marcador.

Estadio Municipal de Anoeta –

Una sinfonía de goles fue la que se dio este domingo en la cancha de Anoeta, porque la Real Sociedad y el Betis de Sevilla empataron a cuatro goles, en un juegazo en el que Andrés Guardado colaboró con una asistencia más para su equipo, mientras que Carlos Vela entró de cambio en el segundo tiempo.

El mediocampista mexicano sigue mostrando que cayó de pie en la escuadra sevillana, porque en el tercer gol de la escuadra visitante metió un pase filtrado preciso para Joaquín Sánchez, quien se enfiló al área y venció al portero para, al 46’, poner el momentáneo 2-3 en el marcador.

Por si eso no hubiera sido suficiente, al 84’, Sergio León marcaba el 3-4 para el Betis, con lo que parecía que la visita se llevaba un gran resultado. Pero un minuto después, como fue la tónica de todo el encuentro, la Real Sociedad respondió con su cuarto gol a través de Diego Llorente, quien metió un certero cabezazo dentro del área y así decretar el 4-4 final.

Con este resultado, el Betis llegó a 13 puntos y se ubicó en la cuarta posición de la tabla, mientras que la Real quedó en el octavo con diez unidades.