La Cámara de Diputados registró un zafarrancho la tarde del martes, cuando la fracción del PRI exigió al PAN, PVEM, PRD y MORENA renunciar a sus prerrogativas para juntar 650 millones de pesos para los damnificados de los sismos, lo que generó una ríspida confrontación de empujones y gritos.

El conflicto se presentó cuando diputados del PRI sacaron lonas en las cuales se leía “Ricardo no seas cANAYA (sic)” “Alejandra puro rollo” y “AMLO no seas lagarto”; cada una ilustrada con la foto de Ricardo Anaya Cortés, Alejandra Barrales y Andrés Manuel López Obrador.

En tribuna, la priista María Angélica Mondragón exigía a los opositores aportar sus prerrogativas del último trimestre del año para las personas afectadas por los sismos que sacudieron el centro del país el mes pasado.

“Exigimos a Alejandra Barrales, al panista Ricardo Anaya y al fulano ese, Andrés Manuel Andrés Manuel , que entreguen los recursos en su totalidad, que sean congruentes, para apoyar a los damnificados del sismo”, dijo.

Algunos funcionarios se retaron a golpes, como fue el caso de Omar Noé Bernardino, diputado del PVEM, quien intercambió “mentadas de madre” con sus homólogos de MORENA Ariel Juárez y Jesús Valencia.

En tanto, la legisladora de MORENA, Norma Xóchitl Hernández, con su bebé en brazos, cerró filas con sus camaradas pero minutos después regresó a su lugar.

Por su parte, Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara, pidió orden en el pleno pero los legisladores hicieron caso omiso al continuar con la trifulca.

“Esta cámara no tiene espacios exclusivos de manifestación, o se quitan todas (las pancartas) o se dejan todas”, dijo Ramírez Marín.

Después de un receso de 3 minutos, el presiden del pleno reanudo la sesión, “voy a solicitar a los diputados que retiren todas las manifestaciones que no sean desde su curul, las curules delanteras son de la Cámara no de los diputados”.