Elementos de seguridad de Chiapas marcharon para exigir que se investiguen las precarias condiciones en las que desempeñan su labor, esto después de la muerte de dos compañeros que fueron abatidos por sujetos armados en el fallido desalojo del pasado 29 de septiembre en la carretera San Cristóbal de las Casas- Comitán.

Y es que en la marcha participaron aproximadamente 400 elementos municipales, así como familiares de los policías caídos

“Que se castigue a los responsables por la muerte de los compañeros en El Aguaje. Y la verdad no queremos que otros compañeros le vuelva a pasar lo mismo que pasó con esos compañeros”, denunció un policía municipal.

Es por eso que solicitaron a la CNDH y la CEDH que intervengan y hagan algo para ver  las condiciones precarias en las que cada día desempeñar su labor, ya que aseguran que muchas veces son enviados a los operativos policiacos, sin chalecos antibalas ni cascos, además de que tampoco cuentan con lo necesario para enfrentar a un delincuente o delincuentes.

Trascendió que también exigieron la renuncia del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, José Luis Llaven Abarca, porque minimiza las demandas de la organización.

Además denunciaron los abusos por parte del comisario Carlos Manuel Calvo Martínez, quien los pone a trabajar en horarios extenuantes y no apropiados, y si no cumplen son arrestados o no les dan viáticos.