La Corte Suprema de India vetó el lunes la venta de petardos en Nueva Delhi y localidades cercanas, a 10 días del feriado hindú de Diwali. La medida busca frenar la letal contaminación atmosférica de la capital india.

La prohibición entrará en vigor de inmediato y se mantendrá hasta el 1 de noviembre.

Durante la festividad de Diwali, que este año se celebra el 19 de octubre, se encienden millones de petardos altamente contaminantes.

En su fallo, la corte explicó que revisará si el veto tiene efecto sobre el aire de Nueva Delhi, que es uno de los más contaminados del mundo.

Quienes ya hayan comprado los petardos podrán usarlos, pero no se podrán comercializar más, agregó el tribunal. Activistas temen el tráfico de fuegos artificiales desde estados cercanos.

COMPARTIR