Eduardo Rivera Pérez, ex edil de Puebla, anunció que su equipo jurídico analiza los escollos legales para analizar si contiende en el proceso electoral por la vía independiente o no, por el momento afirmó que está en un lapso de reflexión ante la renuncia de Margarita Zavala Gómez del Campo de Acción Nacional.

En entrevista para Síntesis, el ex munícipe quien ha insistido que a pesar de su proceso judicial que lleva a cuestas, estará en la boleta electoral en el 2018, deja la puerta entre abierta para que su participación en política sea por la vi independiente, sin embargo, aun no lo tiene definido al cien por ciento.

“No tengo ninguna decisión tomada, estoy en un proceso de reflexión familiar y con mi equipo de trabjo para ver que posición tomaré con esta coyuntura y sacudida para Acción Nacional en el país y que repercute en el panismo poblano, subrayó.

Abundó que ante la posibilidad de que contienda por la vía independiente su equipo jurídico está analizando las posibilidades, “en eso estamos, con esas valoraciones que comentas”.

Con respecto a los candados que considera la ley para las figuras independientes como el renunciar un año antes al partido en el que te formaste políticamente, Rivera Pérez afirmó que justamente su equipo de abogados están analizando el tema, sin embargo hay visiones jurídicas distintas que se harán valer en su mometo.

Tras lamentar la renuncia de Margarita Zavala Gómez del Campo a su partido, debido a que reiteró que se pierde un gran cuadro y un rostro decente de la política, pues podrán criticarle lo que sea pero no tiene ningún señalamiento de corrupción e impunidad.

Asimismo, expuso que exige un desinterés de las dirigencias del PAN, por cuidar y mantener este tipo de cuadros que podrían darle el triunfo el próximo año y recuperar Los Pinos.

En el caso específico de Puebla, Rivera Pérez acusó que en la dirigencia estatal que presiden Jesús Giles y Martha Erika Alonso de Moreno Valle tiene una postura de oídos sordos y ojos que no quieren ver, además de que no hay apertura al diálogo, hay exclusión y persecución política de la que él ha sido objeto, así como Rafael Micalco, Juan Carlos Mondragon, Hilario Gallegos y en su momento Ana Teresa Aranda.

FOTOOSCAR BOLAÑOS
COMPARTIR