DALLAS (AP) — El padre de una niña de 3 años desaparecida en Texas permanecía detenido el martes acusado de daño agravado de un menor, un delito punible hasta con prisión perpetua.

El juez le fijó una fianza de 1 millón de dólares, dijo el sargento de la policía de Richardson, Kevin Perlich.

Wesley Mathews, de 37 años, quedó detenido el lunes en la noche después de acudir voluntariamente a declarar, pero esta vez cambió las respuestas que dio a los investigadores acerca de la desaparición de su hija adoptiva Sherin Mathews.

Perlich no aclaró en qué se diferenciaban las nuevas respuestas de Mathews de sus declaraciones iniciales acerca de la desaparición de la niña.

Mientras, la policía aguarda la confirmación de que un cuerpo hallado el fin de semana es el de la niña, aunque Perlich dijo que no había razones para no creer que es Sherin. También se prevé que la oficina forense revele la causa de muerte.

La desaparición de Sherin, quien fue adoptada de la India el año pasado, fue reportada por su padre el 7 de octubre. Dijo a la policía que le había ordenado pararse junto a un árbol frente a la casa a las 3 de la mañana como castigo por no beber la leche, y que cuando fue a buscarla unos 15 minutos después ya no estaba. Las autoridades dijeron que tardó cinco horas en denunciar la desaparición.

Hace días, Mathews había quedado libre bajo fianza tras ser acusado de abandono de menor. Según la policía, el padre dijo que la niña estaba físicamente retrasada y desnutrida cuando él y su esposa la adoptaron y que debían suministrarle una dieta especial que incluía alimentarla cada vez que estaba despierta, aunque fuese de noche, para que aumentara de peso.

Mathews dijo en un principio a la policía que después de una búsqueda inicial, entró a la casa y lavó la ropa mientras esperaba su regreso o que se hiciera de día para seguir buscando.

COMPARTIR