La policía española detuvo hoy a un ciudadano español de 52 años de edad por actividades de captación, adoctrinamiento y adiestramiento terrorista para el autoproclamado Estado Islámico.

El Ministerio del Interior informó que se trata del primer español que estuvo preso en España nueve años por los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, y fue puesto en libertad en 2011, pero en los últimos años renovó su actividad yihadista.

A pesar de que al recuperar la libertad aseguró que pretendía vivir en paz, desarrolló un perfil “afín a la figura del cibersoldado, la versión 2.0 del combatiente yihadista que emplea la red informática para compartir, interactuar y propagar el ideario terrorista”.

El detenido reafirmó su compromiso con los postulados del Estado Islámico mediante actividades de “muyahidin virtual para cumplir con los requerimientos de la Yihad Virtual o Electrónica”.

En sus perfiles de redes sociales de Internet acumuló material sobre el Estado Islámico y sus acciones, además de publicar videos en los que maneja armas blancas y mensajes sobre adoctrinamiento y captación a nuevos yihadistas.

Desde el 26 de junio de 2015 cuando el gobierno español elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 207 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior.

COMPARTIR