Lewis Hamilton pronunció algunas palabras al público mexicano que lo vitoreaba. Inmediatamente después, se envolvió en la bandera de Gran Bretaña y corrió a toda velocidad por la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez, hasta llegar a su garaje sin que nadie pudiera detenerlo.

Durante la temporada, Hamilton ha demostrado lo difícil que es darle alcance también cuando conduce. Como resultado, es nuevo monarca y se ha unido a un club muy selecto.

El británico tuvo un accidentado inicio de prueba el domingo pero finalizó en el noveno puesto del Gran Premio de México para conseguir un campeonato que lo convierte en el británico más laureado en la historia de la F1 para atrás a Jackie Stewart. También conforma ahora un grupo de cinco pilotos que se han proclamado campeones cuatro o más veces.

Ha sido un largo viaje en los últimos 10 años”, reflexionó Hamilton, quien se estrenó en la máxima categoría con McLaren en 2007. “Es un sentimiento raro porque estás contento a pesar de que fue una carrera en la que no ganaste, pero sí aseguraste el título, entonces se siente algo muy grande”.

Hamilton obtuvo su primer campeonato del mundo con McLaren en 2008 pero luego tuvo como mejor resultado tres cuartos puestos. Emigró a Mercedes en 2013 para lograr los títulos de 2014, 2015 y el de esta temporada.

Pasé un tiempo especial ahí (McLaren), cuando llegué a este equipo mucha gente pensó que era un riesgo, una apuesta muy fuerte, pero yo en el fondo de mi corazón creía que era lo correcto y aunque al principio fue difícil me tocó ver cómo creció el equipo”, añadió.

Con su título, Lewis Hamilton empató a Sebastian Vettel y al francés Alain Prost con cuatro campeonatos mundiales. Sólo el argentino Juan Manuel Fangio (5) y el alemán Michael Schumacher (7) tienen más.

Hamilton, de 32 años, comenzó a pensar ya en buscar el quinto cetro.

Voy a disfrutarlo y tomar mi tiempo para celebrarlo con la gente que amo. Cuatro es un número grande pero voy por el quinto”, dijo el británico. “Por ahora voy a disfrutar el poner la estampa de Hamilton en los libros de récords porque sé que los niños verán mi nombre, eso es de lo que más me enorgullezco”.

En la primera vuelta, Lewis Hamilton tuvo un incidente con Vettel y finalizó en el noveno puesto, muy alejado del podio. Pero la ventaja con la que el piloto de Mercedes llegó a México le volvió inalcanzable para el alemán de Ferrari en la clasificación a falta de dos carreras, en Brasil y Abu Dabi.

Max Verstappen, de la escudería Red Bull, aprovechó el incidente del inicio de la carrera y dominó de punta a punta. Fue la tercera victoria del holandés de 20 años en su carrera dentro de la F1.

El podio lo completaron los finlandeses Valtteri Bottas (Mercedes) y Kimmi Raikkonen (Ferrari).

Sentí un toque en el inicio pero pude mantenerme adelante y después de ver lo que pasó sólo me dediqué a cuidar mis neumáticos y el coche”, dijo Verstappen. “Sabía que el auto era bueno pero no que iba a serlo tanto. Fue una buena carrera y después de lo que pasó la semana pasada fue una carrera perfecta”.

Vettel, que requería cerrar la temporada con tres victorias y un colapso de Hamilton para coronarse, remontó desde los últimos puestos para acabar en el cuarto casillero pero le fue insuficiente para sus aspiraciones.

El mexicano Sergio Pérez, quien en las clasificaciones tuvo problemas con la puesta a punto y arrancó noveno, logró finalizar en el séptimo lugar.

Desde el sábado, Verstappen dejó en claro que tenía un gran monoplaza porque dominó las clasificaciones y se le escapó la pole en la última vuelta, cuando Vettel manejó con maestría para lograr el mejor registro. El holandés pasa por gran momento: venía de ganar en Malasia y de obtener el segundo puesto en Japón.

La semana pasada en Austin se quedó fuera del podio por un rebase ilegal en la vuelta final.

La frenética largada le facilitó la tarea a Verstappen. Vettel lo alcanzó a rozar con la parte derecha de su alerón antes de golpear a Hamilton, quien intentaba rebasarlo por la izquierda.

Vettel tuvo que ingresar a los fosos a cambiar el alerón delantero y Hamilton a reemplazar neumáticos. Los dos regresaron a la pista en la parte posterior y tuvieron que remontar para no finalizar tan rezagados.

Verstappen aprovechó el incidente para quedarse solo en la delantera con Bottas como escolta durante el resto de la carrera.

La carrera se realizó a poco más de un mes del terremoto que azotó varios estados del país, incluida esta capital. Fue el primer evento deportivo de talla mundial que se realiza en México desde entonces.

El sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre dejó 228 muertos tan sólo en la Ciudad de México. Para recordar a las víctimas, los organizadores pidieron a los aficionados que levantaran su puño en alto durante la vuelta 19 de la competencia.

No vi (los puños) pero supe que lo iban a hacer, México es algo increíble porque cuando nos unimos y apoyamos somos país de primer mundo”, consideró Pérez.