Ciudad de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) criticaron a los gobiernos estatales por la crisis que hay en las cárceles.

Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH, pide que las autoridades encargadas de las penitenciarías atiendan las recomendaciones del organismo, el hacinamiento, la sobrepoblación y el autogobierno en las cárceles.

El ómbudsman recordó que el organismo había advertido de las condiciones de autogobierno en el penal de Chiconautla, Estado de México, en donde el lunes pasado se registró un motín originado porque algunos internos querían herir a “El Tatos”, a quien se le acusa de torturar a los reos para extorsionarlos.

“Veo que hay una crisis severa en centros de internamiento en las entidades federativas”

“Cuando hay hacinamiento es muy difícil mantener la gobernabilidad”.Añadió que esta situación debe atenderse con voluntad política y presupuesto, con la participación de instancias de gobierno como Salud, Educación, Deporte y Trabajo.

Por su parte, la tercera visitadora de la CNDH, Ruth Villanueva, señaló que el sistema penitenciario en el país es “una bomba de tiempo” en entidades como el Estado de México, Nayarit, Guerrero, Hidalgo, Quintana Roo, Tamaulipas, Nuevo León y Sinaloa.

Por lo anterior, el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, instó a hacer uso de los recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, que se canaliza a las entidades federativas y del cual “hay un subejercicio de más de 700 millones de pesos en el sistema penitenciario a nivel nacional”.

Ello con la finalidad de despresurizar estas áreas ya que en las prisiones estatales hay por lo menos 200 internos con un perfil peligroso que tendrían que estar en un penal federal, como el caso de “El Tatos”.