Legisladores cuestionaron al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, por la autorización de la renta de 10 pisos de oficinas de lujo en la Torre “Mitikah”, un complejo ubicado en Coyoacán.

Al comparecer ante la Comisión de Educación con motivo del V informe de Gobierno, Nuño Mayer fue confrontado por sus intenciones de mudar la SEP al antiguo Centro Bancomer, en el complejo más moderno de la Ciudad de México y uno de los más caros, argumentando que edificios alquilados por la Secretaría sufrieron daños tras el sismo del 19 de septiembre.

El senador Mario Delgado expresó que “resulta de mal gusto que en este momento en que hay niños sin poder regresar a su escuela vean a la SEP cambiarse a oficinas de lujo… sería ofensivo para la población que el secretario de Educación fuera a cambiar el exconvento de la encarnación, el escritorio de Vasconcelos, por el shopping mall más grande de la ciudad”.

Nuño asegura que se ahorrarían 60 millones al año

El secretario respondió que, contrario a los señalamientos, la operación – que requerirá de casi 2 mil millones de pesos – representará un ahorro de 60 millones de pesos al año, pues al ser la secretaría más grande del gobierno federal y gran parte de su personal está en la Ciudad de México, además de las oficinas centrales tenía 81 edificios dispersos en la ciudad.

Agregó que “uno de los proyectos principales fue reconcentrar 21 edificios en uno solo” y había iniciado antes del sismo; esto equivaldría a un ahorro de 43 millones de pesos en rentas y casi 20 millones en ahorro por logística, aunque las oficinas centrales en el Centro Histórico se mantendrán como sede principal donde él y sus sucesores seguirán despachando.

Delgado reviró calificando sus cuentas como extrañas y señaló que “desde 2015 han gastado 141 millones de pesos extra a lo presupuestado en arrendamiento, el año pasado gastaron 300 millones de pesos adicionales, un aumento de 47%. Y en 2017, según el presupuesto, no le alcanzaría para pagar las nuevas oficinas.